El plan contra el absentismo devuelve al aula a 5 alumnos

Ana Pobes
-

El concejal de Seguridad Ciudadana resalta el «impacto positivo» que la medida está teniendo en la comunidad educativa tras su implantación el pasado mes de enero

El plan contra el absentismo devuelve al aula a 5 alumnos

El Ayuntamiento de Manzanares, a propuesta del orientador del Instituto de Enseñanza Secundaria Sotomayor de la localidad, implantó el pasado mes de enero el Plan Municipal Contra el Absentismo Escolar con el objetivo  de captar a aquellos alumnos absentistas que se quedan en las plazas y calles del pueblo para intentar reconducirlos y recaptarlos hacia los centros educativos. Desde entonces, y con la colaboración de la Policía Local, se han llevado a cabo tres operaciones que han permitido que cinco alumnos de Secundaria, de entre 14 y 16 años, hayan regresado a las aulas tras pillarles in fraganti haciendo pellas, es decir, faltando a clase en horas escolares. En relación a los lugares más frecuentados por los alumnos para no acudir a clase se encuentra el entorno de la piscina climatizada, los parques y algunos locales.  
El concejal responsable del área de Seguridad Ciudadana, Miguel Ramírez, en declaraciones a La Tribuna, muestra su satisfacción por el «impacto positivo» que la medida está teniendo en la comunidad educativa. En este sentido, recuerda que gracias a este plan no solo  cinco jóvenes volvieron a las aulas, sino que además «se ha intervenido en un supuesto acoso a una estudiante» tras el aviso de alerta de una trabajadora social, por lo que  su funcionamiento y puesta en marcha «no puede ser más positivo», insiste Ramírez. Pese a ello, está previsto que la mesa de coordinación y seguimiento con los titulares de las concejalías de Educación, Servicios Sociales y Seguridad Ciudadana, Policía Local y orientadores de los centros educativos de Manzanares se reúna el próximo mes de mayo, «antes de la llegada de una nueva Corporación municipal» con el principal objetivo de analizar los posibles aspectos a mejorar y «dejar el trabajo hecho».  

 

Protocolo. La Policía Local se involucra en este procedimiento, «desde el servicio habitual de patrulla, se controlan sitios donde los posibles alumnos se pueden hallar», explica Ramírez, «la Policía, si encuentra a un menor de entre 6 y 16 años, lo primero que hace es identificarlo, y el centro en el que están matriculados, y trasladarlos; allí se hace un acta de entrega y luego cada centro, dentro de sus propias normas y protocolo, actuará con los padres, con intervención social y educativa». 
 


Las más vistas