La última voluntad escrita

La Tribuna
-
La última voluntad escrita

Las Voluntades Anticipadas son el documento escrito en el que cualquier castellano-manchego puede indicar cómo desee que sea su relación con sanidad cuando no pueda comunicarse. Se trata de un documento que se puede registrar en cualquier momento

Las Voluntades Anticipadas forman parte de una mayor implicación por parte de los ciudadanos en las decisiones que afectan a nuestra salud. El respeto a la libertad de la persona y a los derechos del paciente constituye el eje básico de las relaciones asistenciales y, en este sentido, la declaración de voluntades anticipadas expresa las instrucciones que deben tenerse en cuenta acerca de la asistencia sanitaria que se desea o no recibir, en aquellas situaciones que no se puedan comunicar personalmente. "Nos permite decidir sobre tratamientos médicos y cuidados, ayudando a familiares y profesionales sanitarios en la toma de decisiones clínicas", indica el Sescam en los documentos donde se explica el objetivo de este escrito. "Con la Declaración de Voluntades Anticipadas ayudaremos a nuestros familiares y a los profesionales sanitarios a tomar las decisiones más adecuadas a nuestros deseos, valores personales o preferencias sobre cuidados o tratamientos", señala el Gobierno regional, que indica que además se puede reflejar la voluntad de donar los órganos o el cuerpo y se puede indicar "uno o varios representantes, como interlocutores ante el médico responsable o el equipo sanitario, para ayudar a interpretar las instrucciones contenidas en la Declaración"

Se formaliza mediante un documento escrito que se recomienda inscribir en el Registro de Voluntades Anticipadas de Castilla-La Mancha y además que se hable con el médico, familiares o allegados sobre las preferencias y sobre la existencia de este documento.

Cualquier persona mayor de edad, capaz y que actúe libremente puede rellenar este documento. La Junta de Comunidades cuenta con un modelo orientativo de documento y que está disponible en los centros de salud, los hospitales y los puntos de Registro de Voluntades Anticipadas de Castilla-La Mancha, así como en la página web Sanidad Castilla La Mancha. Este documento debe entregarse ante un funcionario del Registro de Voluntades Anticipadas de Castilla-La Mancha, ante un notario o ante tres testigos mayores de edad y con plena capacidad de obrar, aunque ds de ellos no podrán estar ligados con el interesado por parentesco de hasta tercer grado de consanguinidad o afinidad, por matrimonio o por relación profesional o patrimonial alguna, de todos modos se recomienda el registro para que pueda ser consultado por los profesionales sanitarios. En este sentido, el registro regional está conectado con el Registro Nacional de Instrucciones Previas (RNIP de modo que los médicos de otras comunidades autónomas pueden consultar la declaración en caso necesario. Hay que tener en cuenta que este escrito se puede modificar o anular en cualquier momento, siguiendo un procedimiento similar al de la inscripción.

Hay que tener en cuenta que únicamente en aquellos casos en los que se encuentre en una situación que le impida expresar personalmente su voluntad. "Mientras conserve su capacidad de obrar, prevalecerá su voluntad sobre lo expresado en el documento", recuerda el Sescam en esta documentación.