El borrador del PRUG de Las Tablas de Daimiel contempla 20 proyectos valorados en 25 millones

A.Criado
-

El documento, que se encuentra en exposición pública, contempla una partida de 4,5 millones para la adquisición de derechos de agua y 2,5 más para la restauración del Molino de Griñón

Tablas de Daimiel - Foto: /Fotos Pablo Lorente

El borrador del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, que actualmente se encuentra expuesto a información pública, contempla una veintena de actuaciones a corto y medio plazo valoradas en 25 millones de euros. El 87 por ciento de este presupuesto irá destinado a actuaciones para la conservación de los recursos de este espacio protegido.
En concreto, el PRUG contiene 15 intervenciones relacionadas con la conservación de los recursos (hídricos, culturales y de la gea, fauna y flora), que cuentan con una cuantía económica aproximada de 21,76 millones de euros. Las partidas más elevadas, tres de 4,5 millones, se dedicarán a la adquisición de derechos de agua, un programa de gestión de vegetación y un dispositivo de incendios forestales. El documento también destaca 2,5 millones para la restauración del Molino de Griñón.
En materia hídrica se incluye una actuación encaminada a establecer dispositivos para la mejora de la calidad de agua, valorada en un millón de euros, y otra para el mantenimiento y mejora de infraestructuras, que tiene un presupuesto estimado de 833.333 euros. Garantizar la inundación de las turberas y la corrección de la contaminación de sedimentos tendrán un coste de 583.333 y 400.000 euros, respectivamente.
En relación con la flora y con la fauna, el Plan Rector de Uso y Gestión fija partidas para el fomento de especies singulares, la restauración de hábitats terrestres, la actualización de catálogos, un programa de seguimiento de fauna y censos y el soterramiento de líneas eléctricas de media tensión.

Uso público. El segundo gran apartado, las actuaciones en materia de uso público, recogen siete medidas por valor de 2.313.334 euros, como la adhesión a la Carta Europea de Turismo, un estudio de capacidad de acogida, un programa de atención al visitante, infraestructuras, limpieza de instalaciones y el desarrollo de un programa de educación ambiental.
El PRUG, que establece como prioridad mantener las características geológicas y geomorfológicas del espacio que permiten la funcionalidad y dinámica físico-química y biológica propia del humedal, contempla también la puesta en marcha de un programa de investigación y seguimiento ambiental, que asciende a 916.667 euros. Uno de los retos que se marca es mantener el programa de voluntariado ambiental en colaboración con organizaciones no gubernamentales y promover la cooperación con la población local y los colectivos del entorno para un beneficio mutuo.