Toledo y Guadalajara concentran el 70% ingresados por Covid

Javier D. Bazaga
-

Castilla-La Mancha alcanza la «meseta» de esta segunda ola pero mantendrá las medidas especiales en las zonas con mayor incidencia · A partir de ocutbre Defensa incorporará 120 rastreadores a la región

El consejero defendió la necesidad de tener «cierto control» sobre los aislados para evitar más contagios. - Foto: Carmen Toldos

La cercanía a Madrid sigue siendo uno de los factores determinantes para la incidencia del coronavirus en Castilla-La Mancha, ya que son las provincias de Toledo y de Guadalajara las que acumulan el 70 por ciento de los casos de hospitalizados por Covid-19, que a fecha del pasado miércoles asciende a 557 personas (70 de ellas en UCI).
El consejero de Sanidad de la Junta informó de la evolución de esta segunda ola en la región, en la que se mostró «moderadamente tranquilo» al comprobar que la incidencia acumulada de las últimas semanas ha dibujado una «meseta». «No es una noticia estupenda pero si moderadamente tranquilizadora» concedió Jesús Fernández.
Una situación que hace mirar con cierto optimismo a esa evolución, pero en la que aún hace falta seguir implementando medidas para que la meseta empiece a dibujar una linea descendente, que es la intención del consejero. De hecho, confió en que las medidas que se han empezado a aplicar por la Comunidad de Madrid para contener el virus, que son las que ya venía aplicando ya nuestra región y que se verán ampliadas en las próximas horas, como anunció la presidenta madrileña, tengan un efecto «positivo» en las cifras de Castilla-La Mancha, por lo que la noticia es «bienvenida».
Fernández detalló la evolución de la incidencia en las semanas 37 y 38 en las que, de una a otra, se ha registrado una leve mejoría de las cifras, aunque Toledo, Ciudad Real y Guadalajara siguen registrando más de 200 casos por 100.000 habitantes, por lo que se mantendrán las medidas especiales a aquellos municipios que se mantengan en estos niveles. Algunas localidades del norte de Toledo, según citó, están aún por encima con hasta 500 casos por 100.000 habitantes.
Más Rastreadores. También para ayudar a contener los casos, el consejero autonómico anunció que a los 456 rastreadores que ya tiene la comunidad en funcionamiento se sumarán a partir de la semana del 5 de octubre otros 120 gracias al acuerdo alcanzado con el Ministerio de Defensa. De esta forma se alcanzará la cifra de un rastreador por cada 2.900 habitantes en la región, lo que aumentará la detección precoz de los casos que hoy se encuentra entre las 4 y las 24 horas en el 99 por ciento de los casos, según afirmó.
Fernández avanzó que se ha procedido a enviar la resolución para que la Justicia pueda pronunciarse sobre la intención del Gobierno de comunicar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado los datos de las personas que deberían guardar aislamiento, paraque sean vigiladas y tener «cierto control» sobre ellas, aunque admitió que la «gran mayoría»respeta las normas. El consejero se mostró consciente de la «polémica» pero, convencido de la necesidad de mandar estos listados porque «nos importa tener controlados a aquellos que no están cumpliendo con la responsablilida dictada».
En su intervención, Fernández defendió la reducción de los días de cuarentena de 14 a 10 porque «ni me lo planteo». «Si lo dicen los técnicos, yo lo firmo debajo» sentenció.