Homenaje a un hombre de ley

J.A.J
-

Las Cortes convierten la entrega de la Cruz de San Raimundo de Peñafort a Francisco Calvo Cirujano en un reconocimiento al que ha sido su letrado mayor con seis presidentes de la Cámara autonómica

Homenaje a un hombre de ley - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Una jubilación siempre es un fin de etapa no sólo para el empleado que llega a un merecido descanso, sino también para la entidad a la que ha prestado servicio. En el caso del hasta hace poco letrado mayor de las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Calvo Cirujano, la Cámara ha querido dejar constancia de su agradecimiento por los servicios que ha prestado con seis presidentes de la institución haciendo posible que reciba una de las máximas distinciones a la que puede optar un jurista, la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort.
El acto de entrega de la condecoración, otorgada por el Ministerio de Justicia a propuesta del Parlamento autonómico, sirvió este lunes de colofón a la larga carrera de servicio  público de Calvo Cirujano, quien fuera letrado jefe de la Junta desde 1987 a 1993 y, a partir de ahí, letrado mayor de las Cortes hasta 2018 (salvo en el periodo de 2011 a 2015). El evento sirvió para reunir a un gran número de políticos activos y retirados de los dos grandes partidos de la región, PSOE y PP, junto al personal de la Cámara. Junto al presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero (PSOE), estuvieron otros tres expresidentes de la Cámara que coincidieron con Calvo Cirujano: Antonio Marco (PSOE), José María Barreda (PSOE) y Vicente Tirado (PP). Los cuatro copresidieron la entrega de la Cruz junto al presidente de la Junta, Emiliano García-Page (PSOE). También acudieron diputados de la última y anteriores legislaturas, y autoridades como el presidente del Consejo Consultivo, Joaquín Manuel Sánchez Garrido; y el fiscal superior de la región, José Martínez Jiménez, además de la letrada mayor de la Asamblea de Murcia, Encarnación Fernández de Simón.
En el ambiente de familiaridad en el que se desarrolló la ceremonia, pocos pudieron evitar referirse a Calvo Cirujano por el diminutivo de su nombre de pila. Sirvan de ejemplo las palabras de García-Page, quien destacó que «Curro ha cumplido muy bien los cometidos encomendados» como jurídico principal primero en el Gobierno y después el Parlamento, hasta el punto de ganarse el respeto «de unos y otros». El presidente de la Junta también subrayó que el letrado siempre garantizará el respeto a las formas legales ante los álgidos debate políticos en las Cortes, algo que hiló con la preeminencia del derecho ante conflictos como el independentismo en Cataluña.
Por su parte, el presidente de las Cortes destacó que la condecoración supone reconocer a Calvo Cirujano «como jurista y como persona», remarcándole que los presentes estaban en el acto «como amigos tuyos».
Por su parte, el condecorado aceptó el reconocimiento con humildad, endosando los aciertos en su labor a los empleados de todos los rangos del Parlamento que le han apoyado en este tiempo. «A todos ellos va mi agradecimiento sincero», declaró.