La lluvia de septiembre rompe la sequía de un verano cálido

LT
-

En los últimos 20 días han caído 54,6 litros de agua que ha permitido aliviar parte de la sequía prolongada en la capital

La lluvia de septiembre rompe la sequía de un verano cálido - Foto: Rueda Villaverde

La DANA, o la conocida gota fría de la semana pasada y las tormentas, algunas cuantiosas en precipitaciones, han desterrado esa idea de que las estaciones, sobre todo, las cálidas se prolongan más allá del calendario oficial. El otoño comenzará en horario penínsular a las 9: 50 horas de hoy y atrás se deja un estación que ha tensado a confederaciones, asociaciones de agricultores, ecologistas y con el cambio climático de transfondo ante las interrupciones constantes de fenómenos meteorlógicos más drásticos.
El verano en Ciudad Real ha sido, como en los últimos años, muy cálido, en especial, en el fin de junio y la entrada de julio con récord histórico de los 42,7 grados el 28 de julio precedido de una ola de calor y varias alertas naranjas por altas temperaturas. Solo hubo otro día, el 21 de agosto, en el que el termómetro alcanzó los 40 grados. Pero más allá de los registros extremos, los expertos coinciden en que la temperatura media ha sido más alta de lo normal, pero no tanto como el año pasado, donde agosto firmó un 28 de media.
Tras una primavera seca y sin precipitaciones, se llegó a la última semana de agosto con un récord de 74 días sin lluvia en la capital. Con varios pantanos en emergencia y al mínimo de sus reservas, los 70 litros que han caído en esta estación, 54,6 en septiembre, no han resuelto una necesaria agua de cara al futuro.
resumen regional.  La delegada de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, concluyó  que el verano, del 1 de junio al 31 de agosto, ha sido «muy cálido» al registrarse 0,8 grados por encima de la media, fijada en 23,8º, y precipitaciones por debajo de lo normal, sobre todo en Toledo y Ciudad Real. En rueda de prensa para hacer un balance climático del verano en la comunidad autónoma, Castro aseguró que «ha sido el décimo verano más cálido desde 1965 y el noveno del siglo XXI», con casi un grado por encima de la media.
Comentó que «las noches han sido muy cálidas», y refirió como dato referencial la mínima de 23,6º el 13 de julio en Los Llanos (Albacete), al resumir unas temperaturas «más frías en la zona occidental» de la comunidad «y más cálidas cuanto más al oeste», caso de Toledo, Ciudad Real, franjas de Guadalajara y Cuenca, y Albacete. En la capital ciudadrealeña, por ejemplo, hubo una noche por encima de los 24 grados.
Como prueba, en las capitales de provincial, el valor normal en Toledo es de 25,4º y se ha llegado este verano a 26,7º; en Ciudad Real ha sido de 26,6º cuando la media está en 25,3º; en Cuenca se ha llegado a 24,1º cuando lo normal es de 23,0º; en Los Llanos se ha llegado a 24,4º por encima de lo normal 23,7º, y en Molina de Aragón (Guadalajara) se ha situado en 20,2º cuando se daba una media de 19,1º.
Respecto a la primera quincena de septiembre, Castro ratificó el aumento de las temperaturas en todas las capitales de provincia, tanto mínimas como máximas, con unos valores positivos, si bien ligeramente inferiores a la media, y las extremas el día 7 en Ciudad Real y Almagro, con 39,7º.
Sobre las lluvias en agosto, aludió a las intensas lluvias del día 26 en Alcázar del Rey (Cuenca) donde se registraron 11,6 l/m2 y en las localidades ciudadrealeñas de Alcázar de San Juan con 10,4 l/m2, Tomelloso con 8,2 l/m2 y Villanueva de los Infantes con 12.2 l/m2, además de en Motilla del Palancar (Cuenca) 16,8 l/m2 y en la base aérea de Albacete 6,8 l/m2 y en el observatorio albaceteño 8,5 l/m2.
El otoño arrancará con una semana calurosa, con valores en mucho de los días, casi rozando los 30 grados de máxima y con mínimas propias de septiembre y con una previsión de sin apenas lluvias.