Europa busca buenas prácticas de empleo femenino

Hilario L. Muñoz
-
Europa busca buenas prácticas de empleo femenino - Foto: Tomás Fernández de Moya

Una delegación de funcionarios del Fondo Social Europeo visitan la sede Cepaim y conocen su programa Operación Adelante, con el objetivo de trasladarlo a otros países de la Unión

Una delegación de funcionarios del Fondo Social Europea visitaron este lunes Ciudad Real para conocer el programa Operación Adelante de la Fundación Cepaim. Se trata de una iniciativa que se realiza en varias comarcas y ciudades con el objetivo de crear estrategias para que mujeres inmigrantes se incorporen al mundo laboral o se empoderen de cara a continuar con sus estudios. Lo vivido ayer fue un examen en el que técnicos del proyecto presentaron el proyecto de Madrid, Guadalajara y Ciudad Real con la intención de que se pueda convertir en un ejemplo sobre modos de actuar en otros países.
«Nos visitan para evaluar si el proyecto Operación Adelante puede ser considerado buena práctica a nivel europeo», resumió el presidente regional de la Fundación Cepaim, Adolfo Patón, quien expuso que ese reconocimiento no implica un incremento de financiero para sus actividades, sino «dar más información todavía, ya damos mucha, a la Unión Europea, para que puedan compartir como se traba con otros países y organizaciones sociales». La intención es que Operación Adelante sirva de «referencia metodológica» sobre cómo intervenir con mejor inmigrantes en materia de «empoderamiento femenino, búsqueda de empleo, lucha contra la violencia de género, sensibilización y formación de profesionales que trabajan con mujeres y recursos de ámbito social».
Durante el encuentro hubo una presentación a cargo de las técnicas que se encargan del proyecto y respuestas a la multitud de preguntas que hicieron los funcionarios europeos. Mientras, «seis mujeres, que han estado trabajando en el proyecto pusieron delante de la Comisión Europea sus vivencias, vidas, logros y su talento». En este sentido se grabaron sus testimonios para que puedan ser evaluados por los técnicos. La respuesta definitiva sobre si esta iniciativa, que se desarrolla en Ciudad Real, Miguelturra, Argamasilla de Calatrava y Almagro, es una buena práctica se conocerá en los próximos meses.
Además del Fondo Social Europeo, la Junta de Comunidades y el Ministerio de Sanidad apoyan esta medida que realiza un trabajo con mujeres tejiendo una red de colaboración mutua, para que se empoderen, tras situaciones de expulsión o de pobreza, y las encaminen hacia un empleo. Desde 2016 en que empezó 275 mujeres han participado en el proyecto, de las que 48 han encontrado un empleo, principalmente como autónomos, creando y comercializando productos originarios de sus países. Además se han realizado medidas sobre nuevas masculinidades y formación a formadores tanto en empresas como en administraciones locales.