Planas confía en que el precio del aceite subirá en semanas

Benjamín López
-
Planas confía en que el precio del aceite subirá en semanas - Foto: JUAN LAZARO

La buena cosecha dispara la producción de aceite en Castilla-La Mancha por encima de las 145.000 toneladas y la región copa el protagonismo de la primera jornada de la feria mundial

Las 250 almazaras de Castilla-La Mancha producirán este año más de 145.000 toneladas de aceite de oliva, lo que supone un incremento de casi el 40 por ciento respecto a 2018, según datos facilitados por el director general de Industria Agroalimentaria y Cooperativas del Gobierno regional, Gregorio Jaime, que ayer visitó la Feria Mundial del Aceite de Oliva (WOOE por sus siglas en inglés) que se celebra en el recinto ferial de Ifema en Madrid con gran protagonismo de la región. «La presencia ha ido creciendo en los últimos años y ya son 30 las industrias de Castilla-La Mancha presentes en la feria cuando hace unos años eran solo 20», señaló al respecto.
El sector tiene la vista puesta en el precio. El ministro de Agricultura, Luis Planas, aseguró que el sector, primer productor mundial, «tiene un gran presente y, sobre todo, un gran futuro». En este sentido pronosticó que la presente campaña alcanzará una producción muy elevada, hasta las 1.750.000 toneladas, muy cerca del récord histórico logrado en la temporada 2013-2014. Eso, unido a que otros países productores dentro y fuera de la UE tendrán una producción más baja de lo estimado hacen prever una cifra récord de exportaciones de 1.150.000 toneladas. Es por ello por lo que el ministro prevé que el precio del aceite suba «en las próximas semanas» poniendo fin así a un periodo «anómalo» que se acerca ya a los dos años de caídas mensuales del precio de forma casi ininterrumpida.
Ante esta situación, Planas anunció que ha convocado para el viernes una reunión de la mesa sectorial del aceite de oliva, presidida por el secretario general de Agricultura y Alimentación, en la que se examinará la situación y se estudiarán posibles soluciones, «sin descartar ningún tipo de medidas».
primera jornada. «Es la feria más importante del aceite de oliva virgen que se celebra en España, está promovida por empresarios de Ciudad Real y por eso Castilla-La Mancha y nuestra provincia tenían que estar presentes», dijo al respecto el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero que ayer visitó la feria WOOE.
No en vano, Castilla-La Mancha es el segundo productor nacional de aceite de oliva, solo por detrás de Andalucía. El sector factura 1.500 de euros anuales en la región lo que le convierte en un «motor económico» de nuestra comunidad, tal y como lo definió la diputada de Agricultura y Medio Ambiente de la Diputación de Toledo, Flora Bellón, también presente en la WOOE. En este sentido Caballero explicó que el sector tiene casi 80.000 agricultores dedicados a la aceituna y 260 almazaras que permiten «anclar a la población rural» y evitar la despoblación.
A su juicio «el sector se encuentra muy fuerte en estos momentos» con el deseo de «mejorar la calidad que ya es muy alta e internacionalizar las ventas». En este sentido aseguró que la estrategia del Gobierno autonómico pasa por «apoyar la concentración y los grupos productores», de tal manera que se pueda «tener una estrategia de comercialización conjunta y que no nos hagamos la competencia en los mercados».
Comparte esta opinión el director general de Industria Agroalimentaria y Cooperativas. A su juicio «con la calidad que garantizan nuestras denominaciones de origen y con el marchamo de aceite ecológico, nuestros aceites pueden competir en el mercado perfectamente con los aceites de Andalucía o de cualquier otra región o país».
A este respecto el director de Banca Rural de Globalcaja, Alberto Marcilla, asegura que «la internacionalización ya no es una opción sino una necesidad». Las almazaras, muchas de ellas de pequeño tamaño, se enfrentan al reto de tener que «saltar la tapia y buscar nuevos mercados» fuera de España, lo que es una tarea complicada cuando se carece de tamaño y medios para llevarlo a cabo. Por eso, afirma Marcilla, entidades como Globalcaja ayudan con sus equipos de comercio internacional «a superar ese reto».
La Feria ofrece la posibilidad de conocer la oferta de una decena de países productores como son Túnez, Turquía, Marruecos, Italia, Grecia, Australia, Uruguay, Sudáfrica y, principalmente, España. Aquí se dan cita todos los agentes del sector: almazaras, comercializadoras y envasadoras de aceite de oliva de todo el mundo. En total se dan cita más de mil marcas  que ofrecen sus productos a profesionales del sector.