El Viña Albali deja pasar otra oportunidad

La Tribuna
-
Lluc (izquierda) pelea por el balón con un rival. - Foto: ACP (FSV)

El conjunto vinatero cae con el Ribera Navarra (2-5) y a falta de dos jornadas para el final de la Liga sigue manteniendo dos puntos de renta respecto al Segovia

El Viña Albali Valdepeñas ha cosechado ante el Ribera Navarra su cuarta derrota consecutiva, la tercera en casa, y todo hace indicar que se jugará la permanencia en la última jornada, también en el pabellón Virgen de la Cabeza, frente al Segovia. 
Tras un magnífico inicio de encuentro, en el que llegó a ponerse 2-0 en apenas tres minutos, el Ribera Navarra fue imponiendo poco a poco su poderío hasta llevarse el choque con una tremenda autoridad y sellar su pase al play off por el título. 
El triunfo del Antequera frente al Segovia en la noche del viernes permitía a los valdepeñeros conocer que con una victoria en este duelo la permanencia estaba casi sellada. Y no pudo comenzar mejor el encuentro para el Viña Albali Valdepeñas, que en apenas 20 segundos se puso por delante, con un centro de Dani Santos al segundo palo, donde Juanan abría el marcador.
Apenas tres minutos más tarde el propio Juanan marcaba el segundo al culminar una contra. El choque parecía controlado y es que los vinateros se mostraban muy serios en defensa, aunque con el paso de los minutos los visitantes se fueron asentando.
Javivi avisó con un disparo a la madera en el minuto 13y la insistencia de los navarros encontró su premio con dos goles casi consecutivos, obra de Sergio González y David, aprovechando un momento de endeblez local.
Tras la reanudación, continuaron las malas sensaciones con las que había concluido el primer periodo equipo azulón. 
El público, viendo a sus jugadores sufrir, redoblaron los ánimos, pero un auténtico jarro de agua fría fue el 2-3, marcado por Sergio en el minuto 22. Intentaron reaccionar los valdepeñeros en una acción entre Dani Santos y Kike, pero el que no perdonó fue Pazos en el minuto 25, para marcar el 2-4.
Pudo ser peor, pues Lluc y Chino salvaron bajo palos el quinto. El Ribera Navarra dominaba el choque ante un Viña Albali Valdepeñas que no conseguía reponerse a los duros varapalos sufridos, mientras el tiempo iba pasando.
A siete para el final David Ramos dispuso portero-jugador con Dani Santos, una estrategia que ya desatascó el choque anterior ante el Zaragoza. Lo intentó de todas las formas la escuadra local y Pato, técnico del Ribera Navarra, solicitó tiempo muerto a cuatro minutos para el final. La respuesta de los suyos fue fulminante, con el quinto gol, obra de David, que firmó el definitivo 2-5.
De esta forma, y a falta de dos jornadas para el final, el Viña Albali Valdepeñas continúa fuera de las posiciones de descenso, con dos puntos más que el Segovia y cinco más que el Antequera. Los valdepeñeros tienen que visitar el Palau y recibir al Segovia, mientras que los castellanos recibirán en la próxima jornada al Osasuna, antes de visitar el Virgen de la Cabeza. Todo apunta a una final por la permanencia en esa jornada final.