Los hoteles acusan el inicio del año y esperan Semana Santa

I. Ballestero
-
Los hoteles acusan el inicio del año y esperan Semana Santa - Foto: Rueda Villaverde

Los establecimientos provinciales rozan los 50.000 huéspedes antes del primer pico fuerte del ejercicio

Después de firmar el mejor ejercicio en recepción de viajeros en la última década, los hoteles de la provincia de Ciudad Real han acusado el inicio del año y han visto caer las cifras de huéspedes y pernoctaciones respecto a 2018, que ha situado alto el listón para el sector hotelero de la provincia de Ciudad Real. Aun así, los hoteles provinciales han recibido en los dos primeros meses del año a casi 50.000 turistas, y lo han hecho en víspera de la primera de las campañas que tienen marcadas en el calendario para este 2019, que les ofrecerá un pico elevado de actividad con la llegada, prácticamente consecutiva, de la Semana Santa, del fin de semana de la Copa del Rey de fútbol sala en la capital de la provincia y la celebración, también en Ciudad Real, de la Feria Nacional del Vino (Fenavin), en unos meses de abril y mayo que se esperan que impulsen las cifras para el sector hotelero.
Es difícil resistir una comparativa cuando en el espejo se sitúan las mejores cifras de la última década. El año 2018 caminó hacia cotas elevadas desde sus inicios para los hoteles de la provincia, que aunque no pudieron paliar en la medida de lo que hubieran querido el problema de la rentabilidad sí que vieron incrementadas sus cifras de viajeros, hasta superar los 400.000 en el final del ejercicio. En el mes de febrero de 2019, el Instituto Nacional de Estadística (INE) registró 25.792 viajeros hospedados en hoteles de la provincia, para un total de 39.960 pernoctaciones. Ambas cifras quedan por debajo de febrero del año pasado, cuando las pernoctaciones sumaron 48.358 estancias y el número de viajeros registrados en los establecimientos hoteleros provinciales fue de 27.918.
En el acumulado del año, las cifras también caminan por debajo del listón que situó 2018. En los dos primeros meses del ejercicio en curso, los hoteles provinciales dieron hospedaje a 49.462 personas, un 3,3 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior (51.062), y también las pernoctaciones están por debajo de lo establecido en los meses de enero y febrero de 2018, ya que las 77.336 registradas en el inicio del presente ejercicio suponen un descenso de prácticamente el 9 por ciento con respecto a las 84.973 que se registraron en el mismo espacio temporal, los dos primeros meses del año, del ejercicio anterior.
También la estancia media camina este ejercicio por debajo de lo marcado el año pasado, ya que ni en enero ni en febrero se han alcanzado las 1,6 noches por huésped. Ahora, el sector termina de vadear marzo con la vista puesta en abril y mayo, con la Semana Santa y Fenavin como impulsos a tener en cuenta.