Bravo y Aranda salen de prisión tras pagar la fianza

EFE
-
Carlos Aranda (i) y Raúl Bravo (d) a su salida de prisión - Foto: Javier Cebollada

Los exjugadores mantienen su inocencia en la trama de amaño de partidos de la 'Operación Oikos' y agradecen el trato recibido por funcionarios y presos

Carlos Aranda y Raúl Bravo han abandonado esta tarde la prisión de Zuera (Zaragoza) tras abonar sus abogados la fianza de 100.000 euros impuesta por el juez del Juzgado de Instrucción nº5 de Huesca, que investiga la presunta red de amaños de partidos de fútbol de Primera y Segunda División, en el marco de la Operación Oikos. 
A la salida del recinto penitenciario, Aranda ha afirmado que "nos han metido a los que menos culpa tenemos de todo", a la vez que ha reconocido que estos días han sido difíciles y duros "por la familia más que nada". Sobre las declaraciones de su abogado de que no saben porqué los han implicado, el malagueño ha asegurado que "por eso estamos aquí, porque no lo saben ni ellos".
Por su parte, Bravo ha afirmado que "nos han tratado súper bien y desde el minuto uno el trato ha sido espectacular y no puedo decir nada más. En el juicio se verá". Los dos exfutbolistas, tras agradecer a los Cuerpos de Seguridad del Estado, a la Policía Local, a los funcionarios de prisiones y a los presos el trato que han recibido, han abandonado las instalaciones penitenciarias en un solo vehículo.