"La tecnología 4.0 es un factor disruptivo"

Nieves Sánchez
-

Jesús Navarro, CEO de Bankia Forward by Innsai, anticipa el modelo de negocio en el campo del agricultura

Jesús Navarro - Foto: LT

Bankia Forward y La Tribuna organizan el 25 de septiembre el encuentro: 2025 ¿Cómo será el modelo de negocio de la agricultura? Una jornada en la que Navarro hablará sobre algo tan complejo como el futuro «de una forma sencilla, visual y comprensible». El objetivo del CEO de Innsai es llamar a la acción y a la anticipación estratégica.  «El principal escollo de las empresas es superar la actual lógica de negocio, aceptando que habrá que cambiar nuestra forma de competir».


¿Cuáles son los objetivos con los que se puso en marcha Bankia Forward by Innsai?
La principal misión de Bankia Forward by Innsai es acompañar a las empresas en el desarrollo de los negocios del futuro, anticipándose a los cambios para lograr alcanzar una mayor sostenibilidad en los mismos. En definitiva, queremos contribuir en el presente a que existan negocios sólidos y sostenibles en el futuro. Para lograrla, nuestra filosofía de trabajo se centra en comprender y conectar, propiciando en las empresas una mirada diferente al mercado y una actitud diferente respecto a la innovación.


¿Qué aspectos se van a abordar en el encuentro del día 25 en Ciudad Real?
Vamos a reflexionar sobre cómo será el modelo de negocio del futuro en la agricultura. Y esto lo haremos a partir del análisis de señales débiles que hemos ido detectando en el contexto nacional e internacional y que nos ponen de manifiesto una serie de tendencias que nos llevan a pensar que el modelo de negocio del futuro será muy diferente al actual. En concreto, abordaremos cinco tendencias de innovación del futuro que afectarán a cuatro ámbitos de actividad en la empresa: producción (cómo se producirán los productos agrícolas), producto ( qué nuevos productos disruptivos están surgiendo), comunicación (cuáles serán las claves a tener en cuenta en la comunicación) y comercialización (qué nuevos canales de distribución surgirán). En todo ello, qué papel tendrá la tecnología 4.0 como factor disruptivo que impulsará la aparición de un nuevo modelo de negocio agrícola. 


¿Cuáles son los principales cambios que han sufrido los modelos de los negocios en los últimos años y cómo pueden anticiparse las empresas a éstos?
Los cambios en la forma de producir como consecuencia de tener que lograr explotaciones agrícolas más eficientes, rentables y sostenibles. El cambio de paradigma en los nuevos productos demandados consecuencia de la necesidad de alimentar a una población creciente con recursos limitados. La necesidad de ser conocer por parte del consumidor, que obligará al productor a ser transparente en toda la cadena de producción y suministro. Y, por último, el acortamiento de los canales de distribución, permitiendo al productor y al consumidor estar en contacto, eliminando con ello intermediarios y generando nuevas experiencias de consumo. 


¿El salto a la innovación tecnológica es el mayor escollo de las empresas?
En nuestra opinión, siendo la tecnología un factor central en el proceso de cambio como hemos comentado, creo que el principal escollo no estará tanto en comprender y actuar en el ámbito tecnológico, sino en anticipar cómo será el modelo de negocio en su globalidad, y qué se va a ver cambiado como consecuencia de situar al consumidor en el centro del modelo de negocio. Cómo cambiará el producto, la forma de distribuirlo y comunicarlo, que tecnologías nuevas vamos a tener que incorporar y derivado de todo ello, que nuevas capacidades y habilidades deberán tener nuestros empleados en el futuro.  


El tejido empresarial de Ciudad Real es mayoritariamente el agroalimentario ¿Es este sector de actividad proclive a la innovación?
El sector agroalimentario es un sector en contacto directo con el consumidor final en una de las facetas claves en su vida, como es la alimentación. Las nuevas generaciones, más sensibles a los aspectos de salud, responsabilidad, transparencia, experiencia, van a presionar a los productores en esa dirección. Ya no se trata de si vamos a ser o no proclives a la innovación, sino que esta estrategia será una respuesta obligada a la evolución de la demanda futura.


¿Están convencidas las empresas, sobre todo las pymes, de la necesidad del cambio?
En mi opinión no se trata si están o no convencidas, el reto está en si serán capaces de anticipar como será ese futuro y reflexionar estratégicamente como les afectará y actuar en consecuencia. Se trata de anticipar para prepararse, para evitar tener que reaccionar ante una nueva realidad futura, cuando ésta ya sea incuestionable. Posiblemente en ese momento se llegue tarde.


¿Cómo debe ser es el nuevo modelo de crecimiento de la economía española?
Bajo nuestro punto de vista, el nuevo modelo de crecimiento debe estar basado en modelos de negocios ágiles, eficientes y responsables, con una gestión estratégica anticipadora, que sitúen en el centro al consumidor y que centren sus estrategias de valor no en el valor entregado sino en el percibido. Además, deben tener una visión global/ internacional, una gran orientación a la cooperación. En este tipo de modelos de negocio, el I+ D y la innovación no es una actividad más, es el motor de la competitividad.