Cruz Roja a 21.580 personas en situación de vulnerabilidad

Hilario L. Muñoz
-

La cifra es ligeramente inferior a la del año pasado y la ONG insiste en que la crisis perdura en el paro.

Cruz Roja a 21.580 personas en situación de vulnerabilidad - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Cruz Roja atendió a 21.580 personas durante 2018 dentro de sus programas de intervención social en los que destina sus recursos a personas en situación de extrema vulnerabilidad. Se trata de un grupo de personas que suelen ser «familias monoparentales que tienen uno o dos hijos» y que están «los dos en paro y cobran unas prestaciones mínimas», en palabras de la presidenta provincial de la entidad, Ampro Messía de la Cerda, quien ayer presentó la memoria del pasado año. La cifra es ligeramente inferior a la del pasado año, cuando fueron 22.454 las personas aunque las intervenciones se mantienen en el entorno de las 21.000. Por tipología de ayuda destaca la caída en un 17 por ciento en las personas que están acogidas al programa de ayuda a los más desfavorecidos y que pasa delos 10.483 usuarios del pasado año a 8.626. Además en un porcentaje similar caen las ayudas destinadas a la atención urgente a las necesidades básicas. En este sentido remarcó que «la crisis económica pasó» pero perdura en aspectos como «los parados de larga duración» y la población situada entre los 45 y 59 años cuyas posibilidades de encontrar empleo «no son muy positivas».
La presidenta remarcó además la importancia del empleo donde han sido atendida 1.655 personas que han participado en el plan de empleo para colectivos vulnerables, con un aumento en casi 200 personas respecto al año pasado, un incremento del 14 por ciento, y entre las que destaca el apoyo a las mujeres o a las personas solicitantes de asilo. Sobre estos últimos hay que tener en cuenta el año pasado se dio atención a 196 refugiados, una treintena más que el año anterior. Sumados otros proyectos laborales de Cruz Roja han sido atendida un total de 2.653 personas de las que «580 habían encontrado trabajo por Cruz Roja y el resto ya estaba en itinerarios laborales, en el camino de encontrar trabajo». La presidenta recordó que para lograr estas cifras ha habido encuentros con empresas.
En cuanto a la atención de las personas sin hogar, un proyecto que se desarrolla en la capital, Mesía de la Cerda recordó que hay entre diez y doce personas que suele haber en la calle, aunque se trata de transehúntes, por lo que en total han pasado al raso más de 200 personas alguna noche en la capital. «Estamos intentando que no estén», dijo Mesía de la Cerda, quien recuerda que la entidad realiza un acercamiento cada noche para llevar alimentos a estas personas o un kit de frío o de higiene. «El objetivo es establecer vínculos de confianza con esas personas que están en la calle» para depsués llegar a la entidad. Mesía de la cerda pidió un espacio en el que estas personas puedan dormir, para que haya una acogida distinta.  
Por último, del balance de 2018, Mesía de la Cerda apuntó a la importancia del programa del éxito escolar, un proyecto en el que se ofrece meriendas y apoyo académico a los estudiantes y que en 2018 se amplió con un aula más en la provincia pero sigue habiendo una lista de espera en la provincia.
«Sin miles de socios, en el aspecto económico, sin los 106 trabajadores y sin los voluntarios» no habría estos proyectos, recordó la presidenta de la entidad. En concreto el pasado año contó con 2.571 personas que han donado su tiempo para alguno de estos proyectos que se desarrollan en doce asambleas.