El Ayuntamiento afrontará posibles indemnizaciones

Manuela Lillo
-

El equipo de Gobierno trabaja en dos líneas para atajar esta situación, la primera es la redacción de un pliego de licitación y la segunda la solicitud de ofertas a empresas

Baldosas levantadas y en mal estado en una de las calles de Ciudad Real, una de las causas de caídas de viandantes. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Ayuntamiento de Ciudad Real está actualmente sin la cobertura de un seguro de responsabilidad civil, el que responde de los gastos en el caso de incidencias por diversas causas, como el desprendimiento de ramas de árboles o caídas de ciudadanos por el mal estado de algunas zonas de la vía pública, como las propias baldosas. Dicho seguro está actualmente caducado, si bien el concejal de Hacienda, Nicolás Clavero, afirmó a este diario que eso no significa que los vecinos se encuentren desprotegidos, sino que en el caso de que se produjeran incidencias que sean responsabilidad municipal será el propio Ayuntamiento quien se encargará de dichas indemnizaciones. Así ocurrirá hasta que el equipo de Gobierno dé solución a esta situación que Clavero calificó de «circunstancial» y que obligaría a las arcas municipales a soportar esos posibles gastos.
En este sentido se pronunció el concejal de Hacienda tras indicar que al menos actualmente el Ayuntamiento no desembolsa dinero al seguro, un dinero que podría ir a sufragar indemnizaciones y afirmó que, aunque «no es obligatorio» tener dicho seguro, «siempre es mejor tenerlo que no tenerlo».
En este sentido hay que tener en cuenta que las administraciones locales, los ayuntamientos, no están tan protegidos por el autoseguro como el Estado, puesto que su actividad no es tan amplia ni está tan diversificada, de modo que un siniestro sí les podría causar un quebranto económico, de ahí que en muchos casos opten por la contratación de seguros de este tipo como una forma de descargar al asegurado de la gestión del siniestro y, desde la perspectiva del particular, como una vía para cobrar antes la indemnización. 
En concreto, a lo largo de este 2019 se han tramitado ya 115 expedientes relacionados con reclamaciones patrimoniales, según los datos facilitados a este diario por fuentes municipales, en los que se detalla que alrededor de la mitad, 57, se corresponden con caídas en la vía pública, caídas de ramas de árboles y daños por raíces de árboles. Otros 55 son inicios de expedientes por los mismos asuntos y uno no se admitió de inicio. Para solventar esta cuestión, el equipo de Gobierno trabaja en dos líneas, de un lado, la elaboración de un pliego de condiciones para sacar a licitación un contrato mayor que permita la adjudicación de este seguro para un periodo amplio de tiempo (ayer se publicó la necesidad de este contrato en el perfil del contratante) y, por otro, ya ha solicitado la presentación de ofertas para adjudicar un contrato menor por un tiempo reducido, hasta que se adjudique definitivamente el contrato mayor, para que responda de los posibles gastos derivados de las incidencias de competencia municipal. De este modo, Clavero prevé que el tiempo durante el cual el Ayuntamiento estará sin esa cobertura será de «dos o tres semanas», hasta que se adjudique el contrato menor que tendrá una duración de unos meses y posteriormente el contrato mayor, con el que se daría estabilidad. Comentó que el contrato global pudo caducar «en mayo» y el contrato menor terminó el 5 de septiembre, pues tenía una duración de 118 días.