Más de 400 plantas para embellecer la localidad

Ana Pobes
-
Más de 400 plantas para embellecer la localidad

El Ayuntamiento embellece la ciudad con más de 400 plantas del colegio María Auxiliadora. El objetivo, adornar el municipio y ayudar al centro de Educación Especial, que cuenta con un centenar de alumnos de 30 localidades

El Ayuntamiento de Campo de Criptana trabaja ya de cara a la Semana Santa, y con ese objetivo el equipo de Gobierno, pero especialmente el alcalde criptanense, Antonio Lucas-Torres, quiere que la ciudad ofrezca sus mejores galas. Para ello ha vuelto a confiar una vez más en el trabajo de los alumnos del centro privado de Educación Especial María Auxiliadora de la localidad adquiriendo más de 400 plantas de temporada de su vivero y que servirán para embellecer la ciudad en una de las semanas «más grandes del año y que más turistas atrae al municipio». Las plantas y flores se han instalado en todas las jardineras de la localidad como, por  ejemplo, en la plaza Mayor o en la calle Santa Ana, entre otras muchas. En momentos actuales en los que la educación especial está en entredicho, «éste es un claro ejemplo de que el Ayuntamiento de Campo de Criptana apuestan por la educación especial», pues «el apoyo no solo debe transmitirse en notas de prensa sino con hechos», y éste, subraya el regidor criptanense, es uno de ellos. Un hecho que no solo se plasma en esta época sino «durante todo el año», pues el Consistorio adquiere «todas las flores de su vivero». Y es que, insiste, «este colegio es una prioridad para el Ayuntamiento», pues «es mucho más que un colegio, es una institución que hace felices e iguales a muchas familias, haciendo que el derecho a la igualdad sea una realidad». Con esta adquisición, el Ayuntamiento no solo persigue decorar la localidad sino también, y principalmente, ayudar a sus alumnos con discapacidades diferentes a aprender un oficio y apoyar además económicamente a un centro que en la actualidad cuenta con un centenar de alumnos procedentes de una treintena de municipios de la comarca. El centro María Auxiliadora es uno de los muchos servicios que ofrece la asociación Aspana, afincada en Campo de Criptana y que trabaja por la educación especial desde el año 1974, época, recuerda Lucas-Torres «en la que no estaba de moda hablar de la discapacidad», por lo que «fue una de las primeras asociaciones de Castilla-La Mancha» que apostó por defender los derechos y mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo y de sus familias. Sin duda, resaltó Lucas-Torres, «una labor fantástica», por lo que «el Ayuntamiento intenta cubrir todas las demandas  que nos piden». «El Ayuntamiento no mirará hacia otro lado y seguirá apoyando y apostando por este centro que tanto bien hace a los alumnos y a sus familias», añadió.