Aldea pide una segunda moratoria para concluir el palacio

Ana Pobes
-

Las obras de restauración y mejora deberían haber concluido en agosto pero ante la dificultad de hacerlo el Ministerio ofrece noviembre como último plazo

Aldea pide una segunda moratoria para concluir el palacio - Foto: Tomás Fernández de Moya

Dice el refrán que las cosas de Palacio van despacio. Y eso, es lo que está ocurriendo en el Palacio de Clavería, edificio renacentista del siglo XVI con elementos del siglo XVII y que se ubica en Aldea del Rey. Su restauración y mejora es uno de los proyectos de mayor envergadura de los últimos años de la localidad, y en él está proyectado una hospedería, que al parecer no consigue ver la luz.
En un principio, el objetivo es que el inmueble estuviera finalizado el pasado mes de mayo, que era el plazo estipulado por el Estado para poder recibir la consignación del Gobierno nacional de 567.000 euros procedentes del programa 1,5% cultural, pero factores como las condiciones metereológicas o la aparición de algunos vestigios como una hornacina (antiguo horno) y algunos revoltones (pequeña bóveda de madera entre viga y viga) obligaron al Consistorio a pedir una moratoria para concluir las obras. Fue entonces cuando en el calendario se marcó en rojo una nueva fecha: agosto. Pero a pesar de la prórroga, la obra no se ha conseguido terminar. Y ante la imposibilidad de hacerlo, el Ayuntamiento de Aldea del Rey ha tenido que volver a pedir una segunda moratoria, y que el Ministerio ha dado luz verde con el 9 de noviembre como fecha límite. Será entonces, cuando el proyecto de restauración del palacio vea definitivamente la luz. De no hacerlo, supondría perder los más de 500.000 euros que el Estado concedió al municipio para poder llevar a cabo esta iniciativa, cuya inversión total alcanza los 746.327 euros, de los que el Consistorio aportaría 179.327 euros.
Noviembre será entonces clave para el municipio, cuyos habitantes llevan más de una década esperando ver el Palacio de Clavería, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1992, con su mejor de las imágenes. El inmueble ha sido una de las niñas bonitas de los vecinos y de sus respectivos alcaldes, quienes a pesar del color político han puesto todo su empeño en que el palacio pase a la lista de los monumentos turísticos más importantes de la localidad como lo es también el Castillo de Calatrava La Nueva,  fortaleza situada en la cima de un cerro. Aunque para poder empezar a explotarlo turísticamente aún habrá que esperar unos meses más.
Helena Romero y José Lorenzo Sánchez son los arqueólogos del proyecto. Ambos han trabajado codo con codo en el palacio, por lo que conocen a la perfección cada rincón que esconde el inmueble. En declaraciones a La Tribuna, Sánchez explica que los trabajos en las crujías han finalizado y la galería ya está cerrada, por lo que ahora las labores se centrarán en dar los últimos retoques. Es lo que se conoce como «trabajos de oficio», es decir, «solar las habitaciones y la cafetería, pintar, rematar las tareas de carpintería y fontanería, ...».    
La obra, argumenta el arqueólogo, «a pesar de que va retrasada va en general bien, por lo que tendrá que estar, sí o sí, en noviembre», comenta al tiempo que señala que las fiestas y el cambio municipal también ha afectado en parte al proyecto, «que no se ha modificado sobre plano pero sí sobre el trabajo», puntualiza. Y todo eso,  ha contribuido también a que la obra no se finalizara en agosto, y por lo tanto se haya tenido que pedir un nuevo plazo que lleva a que todas las miradas se centren ahora en noviembre.