scorecardresearch

Los talibanes reprimen protestas en apoyo a la resistencia

EFE
-

Las manifestaciones de este martes son la mayor muestra de rechazo pública contra la formación fundamentalista desde que sus combatientes tomaron el control de la gran mayoría de Afganistán tras capturar Kabul el pasado 15 de agosto

Los talibanes reprimen protestas en apoyo a la resistencia - Foto: STRINGER

Varias localidades de Afganistán vivieron este martes protestas en apoyo a la resistencia contra los talibanes y para criticar el supuesto apoyo militar de Pakistán a la formación islamista, que se saldaron con detenciones de manifestantes y periodistas y denuncias de agresiones por parte de los insurgentes.

 

Jornada de manifestaciones

En Kabul, cientos de mujeres y hombres salieron a la calle con banderas y pancartas para reclamar "libertad" y mostrar su apoyo al Frente Nacional de Resistencia (NRF) en la provincia norteña de Panjshir, un día después de que los talibanes anunciaran la conquista de este último bastión opositor en el país.

El NRF negó sin embargo poco después que los insurgentes controlen Panjshir, y el líder de la resistencia, Ahmad Massoud, llamó a un levantamiento en todo el país.

En una de las marchas en la capital, en la que se corearon eslóganes como "Detengan la guerra, detengan la guerra" y "Allahu Akbar" (Alá es grande), los manifestantes desafiaron la presencia de los combatientes talibanes.

"El pueblo de Panjshir tiene derecho a defenderse y los talibanes deben utilizar medios pacíficos para negociar con los líderes de las fuerzas de resistencia", dijo uno de los manifestantes.

 

Disparos al aire y agresiones

Al menos dos testigos presenciales que formaron parte de una de las protestas dijeron que los talibanes intentaron dispersar la manifestación con disparos de advertencia.

Periodistas y asistentes denunciaron también la represión de las manifestaciones.

El canal de noticias afgano Tolo denunció en un comunicado que uno de sus cámaras, Wahid Ahmadi, fue golpeado por los talibanes cuando cubría las protestas antes de ser detenido durante horas hasta que fue puesto en libertad.

"El camarógrafo de Tolo Wahid Ahmadi ha sido liberado tras ser detenido durante casi tres horas por los talibanes. Su cámara ha sido devuelta junto con los vídeos de las manifestaciones que estaba cubriendo", dijo el canal en Twitter.

El periodista Bais Hayat, de la cadena de televisión afgana Ariana News, aseguró que otros dos de sus compañeros fueron detenidos por miembros de la formación insurgente durante horas antes de ser liberados.

"Nuestro corresponsal Sami Jahesh y su cámara en Ariana News fueron detenidos por los talibanes durante su cobertura de las protestas de hoy en Kabul. No pudimos contactarlos durante más de dos horas antes de que fuesen liberados por los talibanes esta tarde", dijo Hayat.

Además de las detenciones de periodistas, los manifestantes denunciaron otros arrestos.

"Un gran número de hombres y mujeres que participaron en las protestas han sido detenidos por los talibanes y permanecen en paradero desconocido", declaró Masouda, una de las manifestantes.

 

Cientos de mujeres detenidas

Fawzia Wahdat, una de las organizadoras de las protestas en Kabul, aseguró de que cientos de mujeres fueron detenidas temporalmente.

"Las mujeres, que fueron detenidas por los talibanes, han sido liberadas y los talibanes nos han dicho que las llevaron a un lugar seguro y no habían sido arrestadas", dijo Wahdat, quien atestiguó que "un gran número de nuestros hermanos y hermanas fueron golpeados" en las protestas.

Pese a la represión, la organizadora sacó un mensaje positivo de estas manifestaciones hasta ahora sin precedentes desde la toma del poder por los insurgentes.

"A pesar de la violencia, los disparos y las palizas, hemos podido completar nuestras protestas y hemos enseñado al mundo que no somos el pueblo mudo de hace veinte años", destacó.

Un portavoz de los talibanes, que pidió el anonimato, acusó en declaraciones a los manifestantes de trastornar la seguridad de la capital afgana.

"Incitar a las personas contra nuestro sistema implica rebelarse, y el castigo contra los rebeldes está claro", dijo.

 

Pakistán en el visor

La resistencia de Panjshir ha acusado en varias ocasiones a Pakistán de dar apoyo militar a los talibanes para atacar la región, provocando las condenas hoy de los manifestantes, que consideran la toma del poder de los insurgentes como una invasión paquistaní.

Uno de los manifestantes, Salim Parwani, afirmó que "Pakistán siempre ha dado apoyo a los talibanes y los talibanes deberían rechazar el apoyo paquistaní si quieren gobernar Afganistán".

Pakistán negó sin embargo ayer que esté ayudando militarmente a los talibanes durante los combates contra la resistencia afgana en Panjshir: "Son informaciones totalmente falsas y especulativas", dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores, Asim Iftikhar.

Estados Unidos ha acusado durante años a Pakistán de albergar en su territorio y brindar apoyo a los talibanes, al tiempo que recibía miles de millones de dólares de Washington por apoyar la guerra en suelo afgano.

Pakistán siempre ha admitido tener influencia con los talibanes, pero ha negado que les ayudase.