La oposición quiere bajar de forma real el recibo del IBI

M.Lillo
-

PP, Unidas Podemos y Vox quieren 'meter un tajo' importante al tipo impositivo o a los valores catastrales para que los ciudadanos paguen realmente menos en 2020 por el IBI

La oposición quiere bajar de forma real el recibo del IBI - Foto: Rueda Villaverde

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Ciudad Real quieren ‘meter la tijera’ al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para que los vecinos de la capital tengan una rebaja real en el recibo de la contribución. El objetivo es que el año que viene los ciudadanos paguen verdaderamente menos dinero por este tributo municipal.
PP, Unidas Podemos y Vox consideran que no es suficiente la bajada del tipo impositivo que plantea el equipo de Gobierno de PSOE y Cs para el año que viene, que aboga por que pase del 0,84 al 0,82% y que, sin embargo, se seguirá traduciendo en una mayor recaudación para las arcas municipales por la subida de los valores catastrales, la otra referencia que se tiene en cuenta a la hora de calcular el recibo y que se seguirá revalorizando hasta el año 2021.
De este modo, el principal partido de la oposición, el PP, quiere «corregir el engaño» que supone ahora el anuncio de bajada de los tipos impositivos y la subida real del importe del recibo. Para ello, su portavoz, Francisco Cañizares, anunció que planteará en las ordenanzas fiscales la asignación de un tipo inferior que permita que los vecinos paguen menos por la contribución, si bien no concretó el tipo  impositivo que solicitará su grupo. El debate sobre las ordenanzas fiscales se producirá este jueves en un Pleno municipal.
Además, los populares plantearán bonificaciones en el IBI para las familias numerosas que no sean «poco practicables» como sucede ahora, dijo Cañizares, si no que se adapten «a la realidad» de este tipo de familias y reivindicará la eliminación de los tipos agravados de la contribución para las grandes superficies. El PP también plantea  cambios en la ordenanza de la zona azul ante la falta de rediseño y supresión de plazas que prometió el anterior equipo de Gobierno, aseguró su portavoz.
Con una fórmula distinta, pero con el mismo objetivo (reducir el recibo del IBI a los vecinos), Unidas Podemos reclamará una revisión de los valores catastrales pues considera que actualmente están «por encima del valor real», lo que incrementa el importe del impuesto a pagar por los vecinos. Además, aboga por mantener los tipos agravados a las grandes empresas que ellos mismos impusieron en la anterior legislatura y porque cualquier modificación de las tasas e impuestos que haya sea para adecuarlos a la renta de los vecinos.
Para el concejal de Vox, José Antonio Ruiz-Valdepeñas, «no tiene ninguna justificación» que Ciudad Real sea la cuarta ciudad de España con el tipo impositivo del IBI más alto de España, sobre todo con el superávit del que año tras año presume el Ayuntamiento. Por eso, apuesta por devolver a los vecinos parte del «esfuerzo» que han realizado estos años y darle un tajo el año viene a este impuesto. Plantea reducir el tipo impositivo un 46%, hasta situarlo en 0,454 por ciento y, además, por establecer una bonificación del 5% por pronto pago y dosificar el pago hasta en cuatro plazos para aquellos vecinos que tengan dificultades para afrontar su coste, dado que es el principal tributo municipal.  
Vox también quiere introducir cambios en la zona azul y suprimirla viernes por la tarde y sábados por la mañana. Todas estas propuestas se plantearán por la oposición como alternativa al proyecto de ordenanzas del equipo de Gobierno, que pasó el jueves por el Consejo de Ciudad Real y que se abordará esta semana en Pleno.