scorecardresearch

Encargos de ilusión de última hora

A. Criado
-

Las jugueterías de Ciudad Real recibieron este martes un aluvión de visitas para hacer los encargos de última hora a los Reyes Magos, aunque los productos estrella de esta campaña llevan semanas agotados

Juguetería La Mezquita de Ciudad Real - Foto: Tomás Fernández de Moya

Las jugueterías de Ciudad Real recibieron este martes un aluvión de visitas para hacer los encargos de última hora a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente. Una costumbre, la de los más rezagados, que se repite todos los años y que no pilla de sorpresa a los comerciantes. «Hay mucha gente que siempre deja las compras para el último día y viene buscando juguetes punteros que llevan agotados muchas semanas e incluso meses», explica Juan Rojas, trabajador de La Mezquita de la calle Toledo. «Los últimos días son siempre buenos en ventas, aunque no suelen ser compras grandes», apunta el encargado de Juguettos de la calle Alarcos, Carlos Pérez.

Ambos coinciden en que la campaña «ha sido un poco floja, similar a la del año pasado». «No hay tantas medidas restrictivas, pero parece que la gente tiene más miedo de salir a la calle, sobre todo desde que comenzaron los contagios con la variante ómicron, justo en el momento más fuerte de ventas», relata Juan Rojas. También convienen en los efectos nocivos que tiene la venta online para las jugueterías tradicionales como las suyas. «No sé exactamente a qué se debe la bajada en las ventas. Habrá que hacer un estudio de los mercados y comportamientos de los clientes», apuntan desde Juguettos. «Para nosotros el trato al público es la clave. Cuando alguien viene y tiene algún problema o dudas, resolverlas de la mejor manera posible y que el cliente se vaya satisfecho, aunque no compre nada», agrega el responsable de La Mezquita.

Agotados. La crisis mundial del transporte y de suministro de materias primas también se ha dejado notar en las jugueterías, hasta el punto de que hay artículos que no llegan ni se les espera. Es el caso del cerdito Little Live Pets, que hace semanas que está agotado y ya no va a ser posible encontrarlo en las tiendas. Ha sido la sensación de estas navidades, al igual que un camión de transporte convertible en pista para coches de juguete, los muñecos Goo jit zu, de gran flexibilidad, y el resurgir de los Pokémon: «Es una licencia con más de 20 años, que siempre ha estado ahí, pero sus ventas han sido bestiales en los últimos meses». En los dos comercios también han constatado el sorpaso de Lego a Playmobil de la mano, especialmente, de Star Wars y Marvel. «Con Spiderman está la gente como él, que se sube por las paredes», afirma con ironía Juan Rojas.

Juguetería Juguettos de Ciudad RealJuguetería Juguettos de Ciudad Real - Foto: Tomás Fernández de MoyaLo que nunca fallan son los juegos de mesa, desde el parchís y el ajedrez hasta el trivial, el Scrabble y el Tabú, pasando por los clásicos Monopoly y Pictionary. «Los juegos de mesa tradicionales han experimentado un auge desde el año pasado debido al confinamiento y el miedo a salir de casa por la pandemia. Es lo más socorrido para las familias y también lo más recomendable porque fomentan las relaciones», remarcan desde La Mezquita.