Reservas de agua caen a las puertas de la primavera

M.Lillo
-
Abraham-Gasset con el tercer nivel más bajo en 15 años - Foto: Tomás Fernández de Moya

La escasez de lluvias registrada durante el invierno encamina a estos embalses a una situación «preocupante», aunque el abastecimiento está garantizado

Después de tres meses secos en los que el invierno apenas ha dejado lluvias en la provincia, los embalses empiezan a acusar la falta de precipitaciones, que en la mayor parte de la provincia han sido de entre un 50 y un 75 por ciento menos de lo habitual para esta estación del año, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que define los meses de diciembre a febrero como secos o muy secos. Ante este escenario, hay embalses de la provincia que enfilan ya una situación preocupante, puesto que, tras las abundantes lluvias que se registraron en la primavera pasada, están viendo descender su volumen de recursos.
Es lo que sucede con la conexión Torre de Abraham-Gasset, que suma 77 hectómetros cúbicos, por lo que puede encarar la primavera, que comienza la próxima semana, con su tercer nivel más bajo de reservas de agua de los últimos 15 años.
Sólo se registraron cifras peores en este sistema hidráulico el año pasado, cuando los efectos de la sequía dejaron esta conexión con 49 hectómetros cúbicos por estas fechas, y en el ejercicio anterior, en 2017, cuando las reservas de ambos embalses sumaban 69 hectómetros cúbicos.
De hecho, este sistema se encuentra en situación de prealerta, según la Confederación Hidrográfica del Guadiana, al almacenar el Gasset 22,9 hectómetros cúbicos y Torre de Abraham 53,8 hectómetros, puesto que en caso de falta de recursos del Gasset (que tiene capacidad para 38,8), es el ‘gigante’ de los embalses de la provincia, Torre de Abraham (con capacidad para 183) el que ‘sale en auxilio’ del Gasset, del que se abastece Ciudad Real capital y su comarca.
Desde la Mancomunidad de Servicios de Gasset reconocen que existe «preocupación» por la situación y, aunque subrayan que «el abastecimiento está garantizado para este año y para el que viene», temen un nuevo episodio de sequía que comprometa las reservas a futuro. Por todo ello, afirman que ya tienen activados los planes de emergencia, con el desarrollo de campañas de sensibilización, minimizando los consumos y controlando las fugas, al mismo tiempo que insisten en el mensaje que ya ofrecieron en plena época de sequía: se debe hacer un uso responsable del agua. De este modo, aunque reconocen que la situación es «mejor que el año pasado», antes de que se produjeran las abundantes lluvias, «no podemos confiarnos», y temen que la primavera no venga acompañada con lluvias. Con este contexto de actuaciones preventivas ante posibles situaciones de riesgo, la Mancomunidad del Gasset mantiene preparados los pozos de sequía en el caso de que fuera necesario su utilización, si bien todavía se descarta al estar garantizado el abastecimiento con las reservas de los embalses de Gasset y Torre de Abraham, desde el que se llevaron a cabo varias derivaciones el año pasado para garantizar el abastecimiento a los más de 100.000 habitantes que suman la capital y los municipios de sus inmediaciones.
Por lo que respecta a la falta de lluvias, desde el Observatorio Meteorológico de Ciudad Real informaron en días pasados que, durante el invierno sólo se habían registrado precipitaciones ocho días, que dejaron 30 litros, aunque ya se elevan a nueve días tras las lluvias del pasado día 6 y que dejaron otros 6,6 litros por metro cuadrado.