Sin ampliación debajo del brazo

C. de la Cruz
-
Sin ampliación debajo del brazo - Foto: Tomás Fernández de Moya

El retraso hasta abril en la puesta en marcha del permiso de paternidad de ocho semanas provoca malestar entre los progenitores que esperaban disfrutar desde ya de esta medida

Era uno de los grandes anuncios del Gobierno de Pedro Sánchez, una medida que permitirá a los padres disfrutar de un permiso de paternidad de ocho semanas, pero tocará esperar hasta el 1 de abril. El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes, 1 de marzo, esta medida. Desde entonces se han certificado 26 partidas de nacimiento en el registro del Hospital General Universitario de Ciudad Real; 26 familias que esperaban poder disfrutar de este derecho.
Este retraso, que supondrá para muchos padres contar con tres semanas menos de permiso, no ha sido bien recibido, y es que gozar o no del mismo depende de algo tan arbitrario como la fecha de nacimiento. Santiago Santos luce una sonrisa por el nacimiento de Adrián, y es que lo más importante ante todo es la salud del bebé. Todavía permanecen en la planta de maternidad del centro hospitalario a la espera de que su mujer, Raquel, pueda recibir el alta. Él trabaja en un taller de carpintería metálica y reconoce que le hubiera gustado «mucho poder contar con el permiso de ocho semanas, tanto para estar con el bebé como para poder ayudar a mi mujer». No en vano, el parto con cesárea ha retrasado el regreso a casa, por lo que de haber contado con ocho semanas junto a su familia «podría haber aprovechado ese tiempo para estar más con mi mujer y mi hijo, es ahora cuando necesitan que esté en todo momento con ellos».
Chebki y Ana todavía esperan el nacimiento de Zahra. Ilusionados, prefieren no pensar en lo que podría haber sido, aunque el aplazamiento de la entrada en vigor del Real Decreto no hubiese cambiado nada por la situación laboral de Chebki, que se encuentra en paro. Eso sí, Ana señala que «hubiera estado muy bien poder aprovecharlo, me parece muy bien que el padre pueda estar más tiempo con su familia tras el parto».
Que el permiso de paternidad de ocho semanas no entre en vigor hasta el 1 de abril tampoco ha cambiado nada a Óscar, que explica que «por mi trabajo, sólo voy a poder estar una semana con mi familia».
más semanas. El Real Decreto-ley publicado ayer en el BOE contempla la ampliación del permiso de cinco a ocho semanas a partir de abril de este año, a doce semanas en 2020 y a 16 semanas en 2021. Fuentes del Gobierno han justificado la demora en la aplicación de los permisos por nacimiento para los progenitores en la necesidad conceder un mayor plazo a la Seguridad Social y a las empresas para su adaptación. El coste se cifra entre 250 y 300 millones de euros en el presente año y de 1.100 millones de euros para 2.021 con la equiparación total entre los permisos de paternidad y maternidad. 
 

Sin ampliación debajo del brazo  Tomás Fernández de Moya
Sin ampliación debajo del brazo - Foto: Tomás Fernández de Moya