El Arlequín de Oro se expondrá en el Torreón

Hilario L. Muñoz
-
El Arlequín de Oro se expondrá en el Torreón - Foto: Tomás Fernández de Moya

La alcaldesa anuncia la cesión de una escultura de Fernando Kiriko en un pregón de 'sketches' de Ivi Verdejo y Fran Gil-Ortega

El Carnaval de Ciudad Real arrancó ayer con el anuncio por la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, de que la escultura el Arlequín de la Suerte, en la que el escultor Fernando Kirico lleva trabajando años, será fundida y cedida para quedar expuesto, al menos durante un año, en los jardines del Torreón. Será un arlequín de 2,40 metros, 770 kilos y que se ubicará en la zona de los jardines más cercana a la calle Palma desde el próximo jueves. Zamora expuso que la intención es hacer «más grande el Domingo de Piñata» y cumplir «un sueño» de Kirico, que fue el escultor que hace tres décadas hizo la escultura que se entrega a los pregoneros y ganadores en el día de Piñata.
«Treinta y tantos años después, he realizado una revisión de mi escultura, El Arlequín, haciendo una relectura y rediseñando algunos detalles que actualizan su lenguaje visual», dijo Kirico Además, se muestra convencido de que “con motivo de su exposición pública, revalorizará las obras obtenidas estos años.
La primera edil pidió además a los ciudadrealeños que disfruten del Carnaval en la capital, con un programa que está pensado para «hacer sonreír a todas las personas» desde los mayores con su baile a los jóvenes y niños. «El Carnaval es alegría, sátira, humor y reivindicación», dijo.
El anuncio se hizo durante una inauguración del Carnaval a ritmo de los sketches de Ivi Verdejo y Fran Gil-Ortega, quienes decidieron reírse y reivindicar entre bromas políticas, locales y propias. Los dos hicieron de maestros de ceremonias y en la primera parte llamaron al padre de Fran Gil-Ortega, el ex alcalde, Francisco Gil-Ortega, para pedir consejos sobre cómo dar un buen pregón. A partir de ahí buscaron la risa con sátira mediante una Verdejo vestida de manifestante, primero de Lgtbi, luego de feminista y después de antitaurina, mientras Gil-Ortega disfrazado de seguidor de Vox, con el chaleco que entre vídeos virales se ha convertido en una prenda de sus votantes, fueron exponiendo las reivindicaciones de este año. «Me ofende mucho todo esto», se oía entre el público de forma constante, por un compinche, que siguió con humor cada guiño. «Esto es humor», le dijeron, con el recuerdo a un año complicado para quien, como estos ciudadrealeños, hacen arte con la sátira y el humor. 
Además el pregón contó con la actuación del grupo femenino de la Peña La Pitraka de La Solana, y de las chirigotas interpretadas Los Flamencos del Barranco de Torralba de Calatrava y El Culo De La Manola de Daimiel.