La apuesta por la calidad empieza a dar sus frutos

A. Criado
-
La apuesta por la calidad empieza a dar sus frutos

Más de 30 de los 111 vinos finalistas de los premios a la calidad de la DO La Mancha obtuvieron una calificación por encima de los 90 puntos en la cata realizada el pasado 21 de febrero

El salón de actos del Consejo Regulador de la Denominación de Origen La Mancha, en Alcázar de San Juan, acogió la gala de entrega de los premios a la calidad de los vinos embotellados y varietales. Una edición marcada por el «gran nivel» de las muestras presentadas a concurso, con más de 30 vinos de los 111 finalistas por encima de los 90 puntos de valoración en la cata realizada el pasado 21 de febrero. Así lo puso de relieve el presidente de la DO, Carlos David Bonilla, que precisó que 215 de los 400 vinos evaluados, prácticamente la mitad, obtuvieron más de 80 puntos, «algo que no es habitual». Los miembros del jurado, formado por diferentes sectores del mundo profesional del vino (sumilleres, enólogos, representantes de la UCLM...), destacaron tanto la maduración e intensidad frutal de los vinos, como el buen comportamiento en acidez de la cosecha de 2018, sobre todo de los blancos, tras unas condiciones de vendimia «más lenta y pausada en la maduración». Un extremo que ha motivado que muchos de los vinos jóvenes varietales hayan llegado en este primer tercio del año en plenitud de facultades organolépticas. Para Bonilla, la clave de este éxito está directamente relacionada con «unas bodegas más modernas, que apuestan por la investigación y la tecnología, enólogos cada vez más profesionales y viticultores que cuidan la calidad del fruto». En este punto, el presidente de ‘La Mancha’ subrayó que el «esfuerzo» de agricultores y bodegas a nivel cualitativo, escenificado en el pago diferenciado de la uva, ya empieza a dar sus frutos a nivel de facturación. Señaló, en este contexto, que en un año en el que se ha producido un ligero descenso en la comercialización de vino embotellado (71,79 millones de botellas frente a las 87,23 de 2017, un 17,7% menos), el valor añadido de los caldos de ‘La Mancha’ se ha incrementado en los mercados. «Es un dato que nos anima a seguir trabajando por la calidad», afirma Bonilla para destacar el «potencial» de una DO que «pronto superará la barrera de los 100 millones de botellas». Entre los objetivos a corto y medio plazo, Carlos Bonilla apunta a un mejor posicionamiento en el mercado nacional, «con campañas de promoción para dar a conocer nuestros vinos y demostrar que su calidad no tiene nada que envidiar a los de otras zonas vitícolas». Y, en paralelo, seguir reforzando la presencia de los caldos de La Mancha fuera de nuestras fronteras, con presencia ya en «más de 90 países». Según los datos hechos públicos hace unas semanas por la DO, Alemania recuperó en 2018 el liderazgo con 5,61 millones de botellas, volviendo a ser el primer referente de las ventas exteriores de vino de ‘La Mancha’. Le sigue China con 5,44 millones, aunque tras siete años consecutivos manteniendo un incremento de sus compras, el gigante asiático registró una desaceleración de su demanda el pasado ejercicio. Holanda, Estados Unidos y México completan el top 5, siendo el país azteca el que experimentó un mayor crecimiento relativo en relación a 2017. Reino Unido, Japón,  Rusia (la otra cara de la moneda),  Suiza y Polonia fueron otros escenarios con gran actividad comercial para los vinos de la DO La Mancha en 2018. La directora general de Agricultura y Ganadería de Castilla-La Mancha, Cruz Ponce, y la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, entre otras autoridades, asistieron a la entrega de los premios a la calidad de la DO La Mancha. La organización resaltó que en algunas categorías la nota de corte para acceder a la fase final estuvo por encima de los 84 puntos. En total, el número de finalistas fue de 111 (ver listado), de los de los cuales 50 eran blancos (incluyendo espumosos), siete rosados, 25 tintos jóvenes o tradicionales y 29 de paso por madera (crianzas, reservas, y grandes reservas).