El Vestas Alarcos, pendiente de la enfermería

M.E. / LT
-
Martín Molina lanza un siete metros. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El equipo ciudadrealeño intenta recuperar a sus lesionados de cara al vital duelo del sábado contra el Puerto Sagunto, con la segunda plaza en juego

El Quijote Arena acogerá este sábado (19 horas) uno de los partidos más atractivos de la temporada. Vestas Alarcos y Puerto Sagunto, separados por un punto en la clasificación -con un partido menos jugado por los valencianos-, se van a jugar la segunda posición de la tabla, que daría derecho a organizar la fase de ascenso a la Liga Asobal. Lo que suceda en este encuentro no será definitivo, pues por delante quedarían por disputarse otras siete jornadas, con duelos muy exigentes para manchegos y saguntinos, pero sí podría condicionar mucho las opciones de unos y otros, sobre todo en el caso del conjunto de Ciudad Real.
El trabajo de la semana está pasando por recuperar jugadores de la enfermería para llegar al choque del sábado en las mejores condiciones posibles, después de jugar en Zamora bajo mínimos. Ahora toca, según el entrenador, Javier Márquez, «valorar por un lado a los jugadores que estaban tocados y jugaron sin entrenar (Lumbreras, Parker y Alises), y por otro lado ver la evolución de los que no pudieron jugar (Toni Sarió, Martín Molina y Asier Urain).
De todos ellos el que más preocupa es el argentino Martín Molina, un hombre muy importante en los planes ofensivos del entrenador. El lateral ha estado trabajando a diario con el fisioterapeuta y no se descarta que pueda llegar a tiempo, aunque será duda hasta el último momento.