Se espera restituir la comida a domicilio «lo antes posible»

D. R.
-

La portavoz municipal confía en que Dulcinea no presente alegaciones y poder «agilizar» el proceso y señala que se le adeudan dos facturas a esta empresa por algo más de 9.800 euros.

Instalaciones de Dulcinea Nutrición en Puertollano. - Foto: Rueda Villaverde

El Ayuntamiento de Puertollano, a través de la Junta de Gobierno Local, aprobó ayer iniciar el procedimiento de resolución contractual del contrato del servicio municipal de comida a domicilio por «incumplimiento culposo» de la adjudicataria, la empresa local Dulcinea Nutrición, basado en la «inejecución total de las obligaciones contractuales» por parte de dicha empresa desde el pasado 6 de enero, según un informe de los Servicios Sociales municipales, tal y como adelantó La Tribuna de Ciudad Real en su edición de ayer.
Una vez iniciado este procedimiento, desde la Administración local se espera poner fin a este contrato y poder licitar «lo antes posible» uno nuevo con el que volver a ofrecer este servicio municipal al aproximadamente medio centenar de usuarios que tiene, la mayoría personas mayores y dependientes. Así lo expresó ayer -en rueda de prensa- la edil portavoz del equipo de Gobierno municipal, Ana María Carmona, señalando asimismo que «queremos restituir el servicio lo antes posible y ver qué mecanismos podemos utilizar para hacerlo de la manera rápida, aunque es cierto que este tipo de licitaciones son complejas». «La cuestión es resolver este problema lo antes posible y que todo vuelva a la normalidad», añadió la también segunda teniente de alcalde.
En este sentido, Carmona puso de manifiesto que el Consistorio no puede prestar este servicio en estos momentos debido a que desde el departamento de Intervención se ha indicado que no se puede iniciar una licitación de un contrato hasta que éste no se rescinda. De ahí que se espera poder «agilizar» los trámites «todo lo que se pueda» habida cuenta de que Dulcinea Nutrición tiene ahora un plazo de diez días para presentar alegaciones. De no presentarse, que es lo que prevé el Ejecutivo municipal habida cuenta de que ha sido la propia empresa la que ha dejado de prestar el servicio, la licitación podría salir antes.
Pero en caso de que haya alegaciones, el procedimiento cambia y habría que esperar a que el Consejo Consultivo se pronunciara al respecto, con lo que licitar este contrato de nuevo se dilataría aún más en el tiempo. En cualquier caso, la portavoz municipal hizo hincapié en que tras tener noticias de la adjudicataria de que iba a dejar el servicio, el Consistorio se puso en contacto bien con los usuarios o bien con familiares para explicarles esta situación y, además, desde los Servicios Sociales municipales se ha intervenido en los casos de «especial necesidad».
En este contexto, Carmona apuntó que la Administración municipal ha satisfecho las facturas presentadas por la empresa Dulcinea Nutrición, incluidas las afectadas por un embargo decretado por el Juzgado de lo Social número 5 de Málaga por valor de 61.816,14 euros, el cual fue levantado el 20 de enero, y que solo quedarían por abonar a la mercantil dos facturas por valor de 9.822,16 euros.


Otros asuntos. En otro orden de cosas, la Junta de Gobierno Local sancionó ayer con 600 euros a un establecimiento hostelero por infracción grave al mantener las puertas del local totalmente abiertas y transmitir niveles sonoros al exterior. Asimismo, un vecino fue sancionado con 250 euros por infracción leve al emitir ruidos excesivos en vivienda colindante, de 40 decibelios. Y una vecina fue multada con 501 euros por infracción grave al no mantener en buenas condiciones higiénico-sanitarias a un perro, que además carece de tarjeta sanitaria.
El Consistorio también inició el expediente de contratación del servicio de grabación y difusión de plenos municipales por televisión y redes sociales, mediante procedimiento abierto, por 15.000 euros y un año prorrogable por otro más.