El concepto de igualdad está en el ADN de la región

Belén Monge Ranz
-
Amelia Valcárcel recibe de manos del presidente el Premio Internacional a la Igualdad de Género Luisa de Medrano. - Foto: Javier Pozo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, expresó su deseo de que a partir de este 8 de marzo se dé «un paso más» en las reivindicaciones de las mujeres

La canción Happy, de Pharrell Williams, con su letra y melodía cautivadora, abrió este año el acto regional del Día Internacional de las Mujeres celebrado en Guadalajara. Su mensaje implícito sobre la felicidad se trasladó rápidamente al estado de ánimo del público de la mano y acompañamiento del coro de mujeres Black Light Góspel. Una música que, sin duda, desde el inicio aportó vitalidad y dinamismo a un acto que se prolongó cerca de tres horas con las intervenciones de las autoridades y la entrega de premios, reconocimientos y menciones por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha a mujeres de distintos ámbitos, todas ellas defensoras de la igualdad.    
Al igual que en 2018, el Ejecutivo regional adelantó este año al 7 de marzo el acto institucional con el fin de que la huelga de las mujeres y las manifestaciones convocadas para este 8 de marzo tengan todo el protagonismo.
Ante un aforo lleno, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page quiso destacar el papel jugado por el Gobierno regional en materia de igualdad. «Si hay una región que lleva en su ADN el concepto de igualdad, esta es Castilla-La Mancha», dijo tras recordar el liderazgo de esta comunidad en la lucha contra la violencia machista con leyes como la de Prevención de Malos Tratos de 2001. Para García-Page está claro que en los últimos años el feminismo ha ganado terreno y «un protagonismo extraordinario» en España. Tras recordar el enorme impulso de la huelga del pasado 8 de marzo, dijo que espera que a partir de este Día Internacional de las Mujeres, cuyo lema es En Castilla-La Mancha, por todas, se de «un paso más para que todos nos sintamos representados, y el que no lo haga, que guarde silencio».
Una intervención en la que el  presidente destacó también la incorporación de un 9 por ciento más de mujeres al mercado laboral en Castilla-La Mancha que la media española desde el inicio de la democracia. Un mercado que en a nivel nacional, según el presidente, se traduce en casi ocho millones de mujeres accediendo a un empleo en estas cuatro décadas.
A su juicio, «la gran lección en estos cuarenta años es que este país ha hecho irreversible el concepto de igualdad, que no su realidad», dijo a la par que presumió de la comunidad de Castilla-La Mancha.
El presidente tuvo palabras de reconocimiento y gratitud para todas las premiadas, a quienes felicitó por su trayectoria y por su implicación en el reto y búsqueda de una sociedad cada vez más igualitaria, cada una desde su ocupación. Una felicitación que hizo extensible a la directora del Instituto de la Mujer, la guadalajareña Araceli Martínez.
Martínez centró gran parte de su discurso este jueves en la violencia machista. Cree que no se puede negar la existencia del machismo ni enmascararlo, y quiso poner el acento en como, este tipo de violencia «no es fruto de la casualidad sino del machismo que se origina en el sistema del patriarcado y que genera desigualdades y atenta contra nuestras libertades», señaló. Para Martínez, el movimiento feminista «ha sido clave» en los avances en materia de igualdad. Las políticas de igualdad de género son las que «llevan el inequívoco sello feminista», manifestó convencida de que siguen siendo necesarias y de que deben ser prioritarias para luchar contra este tipo de violencia, subrayó.  
Potenciar alianzas. No dejó pasar por alto la necesidad de potenciar las alianzas entre mujeres y hombres que defienden la igualdad, porque «ser hombre o mujer no debe suponer limitación alguna para las aspiraciones, talentos y capacidades de los seres humanos desde la infancia», apunto en un acto en el que se hizo entrega de las distinciones otorgadas por el Ejecutivo a distintas mujeres merecedoras por el papel que han jugado en defensa de esta igualdad y que el muchos casos siguen jugando en sus puestos de trabajo.
El acto en Guadalajara contó con representes de las distintas administraciones, partidos, asociaciones, entidades y sociedad civil.