Mayasa sitúa en el segundo trimestre de 2015 el inicio de las obras de la planta de mercurio

Ignacio Ballestero
-
Instalaciones de las minas de Almadén - Foto: /Fotos Rueda Villaverde

La empresa ya tiene en su poder las consultas previas al trámite de Evaluación de Impacto Ambiental y presentará en breve el proyecto para recibir la Autorización Ambiental Integrada

La empresa Minas de Almadén y Arrayanes SA (Mayasa) continúa superando los trámites para la instalación en la localidad de una Planta de Estabilización de Mercurio que sirva para el tratamiento de los excedentes de este material provocados por el cierre de las minas de mercurio en Europa, y hacerlo además con las «máximas garantías de seguridad». Esta planta, adherida al Centro Tecnológico Nacional de Descontaminación del Mercurio que también gestiona Mayasa, supone un importante plan para la reindustrialización de la comarca, y podría empezar a ser una realidad a partir del segundo trimestre de 2015, fecha en la que Minas de Almadén y Arrayanes SA prevé haber superado todos los trámites legales necesarios para iniciar su construcción.
Por el momento, la empresa cuenta ya con las consultas previas del trámite de Evaluación de Impacto Ambiental del proyecto, uno de los pasos a seguir para mostrar su compatibilidad con el entorno. La construcción de la Planta de Estabilización de Mercurio está prevista en Las Cuevas, un paraje a diez kilómetros del casco urbano de Almadén donde está ubicada el antiguo almacén comercial para la exportación del mercurio, y que sería adaptado para la construcción del lugar de tratamiento. Estas instalaciones, según Mayasa, cuentan «con una elevada capacidad de almacenamiento y sistemas de pesada y control, así como protección contra infiltraciones de agua al suelo e instalaciones auxiliares para el control ambiental».

(más información en la edición impresa)