Eurodiputados investigan engaños a temporeros en Holanda

Imane Rachidi (EFE)
-
Eurodiputados investigan engaños a temporeros en Holanda - Foto: EFE

Liderada por Sergio Gutiérrez, la Eurocámara acogerá una conferencia el próximo 11 de abril a la que se trasladarán varios temporeros españoles que han sido víctimas de los abusos laborales de las ETT en Holanda para relatar su situación.

Eurodiputados españoles movilizan a autoridades holandesas y al Parlamento Europeo para exigir una "investigación urgente" sobre la situación de los temporeros españoles que denunciaron, en testimonios recogidos por Efe, explotación laboral, engaños, viviendas deficientes y sueldos míseros en Holanda.
Liderada por el eurodiputado socialista y suplente en la comisión de Empleo, Sergio Gutiérrez, la Eurocámara acogerá una conferencia el próximo 11 de abril a la que se trasladarán varios temporeros españoles que han sido víctimas de los abusos laborales de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) en Holanda para relatar su situación.
Según confirmó este sábado el propio Gutiérrez, la jornada tiene como objetivo "abordar" estas denuncias y "tratar de aportar soluciones para proteger a los trabajadores víctimas y acabar con estas prácticas".
Hasta entonces, recordó que el Gobierno de Castilla-La Mancha, de donde proceden varios de los jornaleros que denunciaron su situación en Efe la semana pasada, está "ofreciendo a los temporeros que lo deseen pagar sus billetes de avión de vuelta" a España o "acogerse" al Plan de Retorno Juvenil.
Tras llegar a Holanda con promesas laborales ajustadas a la legalidad nacional y con un salario que triplica el mínimo español, estos jóvenes se vieron obligados a firmar contratos engañosos en holandés, que les han conducido a una espiral de abusos labores, sueldos míseros y alojamientos inadecuados, que incluso les han creado deudas económicas con la empresa contratante.
"La primera semana firmamos un contrato, pero no nos dieron trabajo. En la segunda semana, nos llamaron para trabajar, hicimos solo 20 horas y cuando fuimos a cobrar, nos ingresaron 65 euros al más joven, 90 a mi colega y 65 a mí. Ahora no tenemos ni para volver a España", aseguró Manuel Juan Ruiz (Ciudad Real, 25 años), quien llegó a Holanda atraído por una oferta laboral de la subsidiaria holandesa Tempo Team.
En la mayoría de los casos, estos temporeros gastan todos sus ahorros en el viaje de traslado a Holanda, ya que presuponen que contarán con unos ingresos que les permitirán pagar los gastos básicos, pero al aterrizar en la compañía, no trabajan el mínimo de horas prometidas y se llevan la sorpresa de que han firmado contratos de cero horas ligados a una vivienda, que deben costear semanalmente de su bolsillo.
Los alojamientos, generalmente en un campin que renta la empresa contratante, suelen estar situados a varios kilómetros a pie del lugar de trabajo y fuera de la ciudad (y por ende, lejos de los hospitales, supermercados y transporte público), y rondan los 400 euros por persona al mes y el seguro médico son 100 euros mensuales.
"A nosotros nos consta que estas condiciones abusivas son prácticas extendidas que afectan a decenas de trabajadores", agregó el eurodiputado.
Jorge Ortuño Pons (Alicante, 30 años) reconoció, con un agotamiento físico y psicológico aparente, que llegó a Ámsterdam con "unas expectativas súperaltas y con un precontrato con otras condiciones que había firmado" en España.
"Aquí me encontré con una situación de mala gestión brutal. Las condiciones son bastante lamentables: había agujeros en el suelo sin señalizar, no nos dieron un chaleco, hemos estado moviendo vigas de una tonelada y media sin casco. Limpiamos el óxido con un producto tóxico sin guantes. Y para luego no tener ni para volverme a mi casa", denunció.
A la conferencia de Bruselas del próximo mes están también invitados -aunque aún no han confirmado asistencia- miembros de sindicatos de diferentes países europeos, entre ellos Holanda, inspectores de trabajo holandeses, además de la Autoridad Laboral Europea y europarlamentarios.
Sin embargo, la Inspección de Trabajo de Holanda confirmó a Efe que "solo se está investigando una" de las 487 denuncias recibidas el último año por el consulado de España en Ámsterdam, interpuestas por temporeros españoles.
El caso que se investiga fue reportado el pasado noviembre y afecta a un joven español víctima de las ETT, mientras que el resto de casos "no le constan" todavía a la Inspección.
Inspección advirtió de que no cobrar el salario mínimo "es un delito", pero señaló que "una vivienda deficiente o un empleo flexible no es algo legalmente prohibido en Holanda, donde los contratos de cero horas son legales".
Gutiérrez aseguró que ya envió "una carta" a la Comisión Europea en la que se exige a las autoridades competentes, entre ellas la comisaria europea de Empleo, Marianne Thyssen, una investigación urgente de estos posibles casos de abuso laboral y urgió a abrir un expediente disciplinario a Holanda por esta cuestión.