La CHG cierra el grifo a los regantes de la Torre de Abraham

R.Ch.
-

La asociación convoca hoy una concentración para reclamar un hectómetro extra a la Confederación Hidrográfica del Guadiana una vez han consumido el cupo asignado este año

La CHG cierra el grifo a los regantes de la Torre de Abraham - Foto: Rueda Villaverde

La Comunidad de Regantes de Torre de Abraham sale hoy a la calle para reivindicar a la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) un hectómetro extra a la dotación inicial de riego que tenían asignados, 28 hectómetros, para esta campaña y que ya han agotado en una campaña marcada por una climatología «del todo adversa, en la que no ha caído ni una nube y en la que ha sido necesario regar hasta para plantar», según explicó la presidenta de la comunidad, Mar Rodríguez, que avanzó a La Tribuna que la concentración se celebraría este jueves, a partir de las 10 horas, en la sede de los regantes, en Pueblo Nuevo del Bullaque.
«Desde hoy -por ayer- ya no se riega», dijo Rodríguez en una zona «donde todos comen del regadío», apuntó mientras reconoció también que esta comunidad de regantes ha consumido ya su cupo, pero insistó en pedir un hectómetro más para regar el maíz tardío, «y tendría que ser ya, porque si llega la semana que viene, no nos vale». Sin embargo, la presidenta de los regantes indicó que ayer mismo recibieron la respuesta de la Confederación: en principio, no habrá más agua esta campaña, lo que supondrá «dejar a familias en ruina», según Rodríguez.
Las cuentas de los regantes son claras. Si no hay más agua, el maíz de plantación tardía se echará a perder después de una campaña complicada para el maíz temprano. «Podemos estar hablando de pérdidas de hasta 3.000 kilos por hectárea», señalaron los regantes que insisten: «Somos conscientes de la sequía que hay, que lo primero es el consumo humano, pero la Confederación ha dicho que hay agua para ese abastecimiento humano para dos años y el Gasset tiene reservas, por lo que entendemos que por un hectómetro que dejen para riego no se va a echar a perder la garantía, y, además, esperamos que en esos dos años llueva en algún momento».
20 hectómetros. Las reservas del pantano de Torre de Abraham, a fecha de este pasado lunes, estaban por debajo de los 20 hectómetros cúbicos, cuando un año antes rondaba los 65 y lo habitual a estas alturas del año es que ronde los 100 hectómetros cúbicos. En el Gasset, el agua que se acumula llega a los 15 hectómetros cúbicos.
«La climatología no ha acompañado este año», insiste Mar Rodríguez, que recuerda la necesidad de aprobar la derivación de un hectómetro después de que «ya nos haya afectado mucho la restricción que hemos tenido para el riego, pero es que ahora hay entre 60 y 70 familias a las que les va a afectar de lleno si no hay más agua».
Los regantes, eso sí, apuntan a que mantienen una reserva de 100.000 metros cúbicos «para salvar el olivar» de la zona, pensando en la próxima campaña de la aceituna.