Una actuación para enmarcar

Eduardo Gómez
-

Cuatro atletas de la provincia subieron al podio en el Campeonato de España Absoluto

Paula Sevilla festeja su victoria en el podio. - Foto: Sportmedia

El Campeonato de España Absoluto celebrado en La Nucía (Alicante) deparó magníficas noticias para el atletismo provincial, que cosechó un botín de cuatro medallas. La solanera Paula Sevilla (Playas de Castellón) conquistó el oro en los 100 metros lisos, mientras que la carrionera María José Pérez (CA Valencia) , la manzanareña Sonia Molina (Alcampo Simply) y la puertollanera Marina Lobato (Alcampo Simply) fueron bronce respectivamente en 3.000 metros obstáculos, 200 metros lisos y triple salto. Muy cerca del podio se quedaron también el carrionero Juan Antonio ‘Chiki’ Pérez (Cárnicas Serrano) y el miguelturreño Alberto Imedio (FC Barcelona), que fueron cuarto en 5.000 metros y 1.500, respectivamente. 
Paula Sevilla está siendo una de las grandes protagonistas de esta temporada. La velocista solanera  se llevó el oro con un tiempo de 11.42 en una final de 100 metros lisos que se decidió por milésimas con su amiga y compañera de selección María Isabel Pérez. «Fue muy emocionante y estoy súper contenta», aseguró la atleta entrenada por José Luis Calvo, que cerrará un año espectacular formando parte del equipo europeo del relevo 4x100 que disputará en Minsk (Bielorrusia) ante Estados Unidos la competición ‘The Match’, una especie de ‘Ryder Cup’ de atletismo la próxima semana.
«Es un sueño ser campeona de España de 100 metros lisos, que de alguna manera es la prueba reina de la velocidad», explica.
Para la manzanareña Sonia Molina el bronce que conquistó en la final de los 200 metros lisos (24.10) tuvo sabor a oro. «Me encontré de diez y las sensaciones fueron buenísimas», confesó Molina, que este año trasladó su residencia a Granada y cambió de entrenador. «Fue duro dejar Ciudad Real y a mi entrenador Olallo, pero en el deporte no puedes sentirte cómoda y creo que he mejorado mucho. Esto es sólo el comienzo», advierte  con ambición la manzanareña, que ya había sido bronce hace tres años.
En el caso de María José Pérez el bronce que obtuvo en los 3.000 metros obstáculos (9:58.04) genera sensaciones contrapuestas. «Estoy muy en forma, pero no tengo ritmo de competición y de cabeza me está costando», confiesa la carrionera, cuya preparación se vio trastocada por un atropello que sufrió en un paso de peatones mientras se entrenaba. «Me he recuperado a medias. He conseguido correr sin dolor, pero tengo aún los edemas en la médula y en el sacro y estoy con el fisio casi diariamente», repasa. De momento, no descarta incluso apurar sus opciones de lograr la mínima para acudir al Mundial.
Otro bronce con sabor a oro fue el cosechado en triple salto (13.42) por la puertollanera Marina Lobato en su debut en un Nacional Absoluto al Aire Libre. Aún le queda un año como sub 23, pero Lobato se ha revelado en 2019 como una de las triplistas más sólidas del atletismo español. «Ha sido una temporada muy larga para mí, pero ha sido redonda». Los problemas que arrastraba en el talón izquierdo hicieron que tuviera que arriesgar en el primer salto y al ver que sus rivales no la iban superando fue renunciando a saltar después para evitar una lesión más grave, pues el bronce estaba asegurado.