Herreros: «La Guardia Civil no sobra en ningún lugar»

D. R.
-

El coronel Urruchi se despide como jefe de la Comandancia destacando que el esclarecimiento de delitos supera el 60% y que a pesar de un repunte de la delincuencia los delitos graves siguen a la baja.

La Guardia Civil esclarece el 60% de los delitos - Foto: Tomás Fernández de Moya

La Comandancia de la Guardia Civil de Ciudad Real se sumó hoy a los actos conmemorativos por la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar, coincidiendo en esta ocasión con el 175 aniversario del Instituto Armado, que en esta provincia cuenta con un millar de efectivos aproximadamente. Un acto que tuvo lugar primero en la Catedral con una misa y después en los jardines del Prado con los habituales discursos y la imposición de condecoraciones, para finalizar con un desfile en el que tomaron parte las diferentes unidades que conforman la Comandancia, todos ellos arropados por decenas de familiares y vecinos, que en todo momento aplaudieron a los agentes y entonaron en varias ocasiones «vivas» a España y al Instituto Armado.
La de hoy fue la última celebración de la festividad del Pilar como jefe interino de la Comandancia de Ciudad Real para el coronel Humberto Urruchi, que hace justo un año anunció en este mismo acto que dejaba este puesto tras su inminente ascenso (entonces era teniente coronel), si bien se vio paralizado a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo en abril en relación al Real Decreto por el que se aprueba el reglamento de destino del personal de la Benemérita. De este modo, el máximo responsable del cuerpo en la provincia será trasladado a Madrid, si bien señaló que seguirá residiendo en la capital de la provincia, donde vive desde el año 2000, «con lo que tengo para escribir un libro», señaló en declaraciones a los periodistas.
La subdelegada del Gobierno de España en la provincia de Ciudad Real, María de los Ángeles Herreros, que presidió los actos por el día del Pilar junto al coronel Urruchi, centró su intervención en destacar la labor que la Guardia Civil lleva a cabo no solo en esta provincia sino también en el conjunto del país «e incluso fuera de nuestras fronteras». En este sentido, puso de manifiesto que «la Guardia Civil es muy necesaria en cualquier territorio de España: en Castilla-La Mancha, en Navarra o en Cataluña», añadiendo a renglón seguido que «La Guardia Civil no sobra en ningún lugar y el Gobierno no cederá al chantaje de los independentistas» -en clara referencia a la situación socio-política que se vive en Cataluña, con una resolución del Parlament exigiendo la retirada del Instituto Armado-, generando multitud de aplausos por parte del público presente.
La Guardia Civil esclarece el 60% de los delitosLa Guardia Civil esclarece el 60% de los delitos - Foto: Tomás Fernández de MoyaLa representante del Ejecutivo de la nación en la provincia también tuvo palabras de ánimo para las familias de los guardias civiles, especialmente para aquellos que perdieron la vida en acto de servicio, recordando a su vez a las 243 víctimas del Instituto Armado que se ha cobrado el terrorismo de ETA. También se refirió a los 175 años de historia de este cuerpo policial de carácter militar, destacando en todo este tiempo «ha sabido evolucionar a la par que lo hacía el conjunto del país y ahora sois una de las instituciones mejor valoradas por parte de la ciudadanía, tanto por vuestra labor en zonas rurales, vuestra lucha contra la violencia de género y contra el terrorismo y por vuestra presencia en otros países en misiones de paz y adiestrando a otros cuerpos policiales».
Por último, Herreros tuvo palabras de afecto y de reconocimiento para el jefe interino de la Comandancia de Ciudad Real, del que dijo «me ha ayudado mucho en todo este tiempo» y al que deseó «lo mejor» en su nuevo destino en la capital del país y al que agradeció su labor al frente de la Guardia Civil en la provincia ciudadrealeña.
Urruchi en sus palabras centró su intervención a modo de balance de los cinco años que ha estado al frente de la Comandancia de Ciudad Real, a la que llegó en el año 2000 y en la que ha desempeñado diferentes cargos, destacando que en todo este tiempo el índice de criminalidad se ha reducido hasta situar a la provincia como la más segura de las cinco que componen la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha con una tasa de 20 hechos delictivos por cada millar de habitantes, siendo a su vez una de las más bajas del panorama nacional. No obstante, el coronel reconoció que «bajar más es casi imposible» y por ello en este último año los delitos se han visto aumentados «ligeramente» en casi un 7 por ciento, si bien se debe principalmente a pequeños hurtos y delitos leves, sobre todo de lesiones por riñas, mientras que los hechos delictivos tipificados como graves siguen a la baja.
La Guardia Civil esclarece el 60% de los delitosLa Guardia Civil esclarece el 60% de los delitos - Foto: Tomás Fernández de MoyaEl coronel Urruchi también indicó que el índice de esclarecimiento de delitos por parte del Instituto Armado en la provincia supera el 60 por ciento, por encima de la media nacional y encabezando el ranking de Castilla-La Mancha, añadiendo que la tasa de criminalidad en Ciudad Real es «de las más bajas del país». 
En cuanto a operaciones destacadas en este último año, el todavía jefe de la Comandancia hizo referencia al incendio de una nave industrial de Manzanares que permitió desmantelar una red de contrabando de tabaco, el golpe asestado a la mafia china y los esclarecimientos de delitos por robos en el campo, en instalaciones agrícolas y ganaderas. A su vez, valoró que a lo largo de 2018 y lo que va de 2019, la Guardia Civil ha prestado auxilio y rescatado a cerca de 4.000 personas en la provincia.
Tras los discursos llegó el turno de la entrega de condecoraciones, con 44 en esta ocasión, 41 a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, dos a vigilantes de seguridad privada y una a un guarda rural. A nivel civil, recibieron medallas la magistrada Ana Isabel Rubio, el empresario Jesús Bárcenas, el inspector jefe de la Brigada de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía en Ciudad Real y el teniente coronel José Manuel Galvañ, jefe del Batallón de Helicópteros de Ataque (Bhela I) de Almagro. Precisamente dos helicópteros Tigre sobrevolaron Ciudad Real durante la celebración de los actos en honor de la Guardia Civil, los cuales regresaban del desfile militar celebrado en Madrid con motivo del Día de la Hispanidad.


Otras autoridades. Por su parte, la delegada de la Junta de de Castilla-La Mancha en la provincia de Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, reconoció la labor que realizan los efectivos de la Guardia Civil destacando «su trabajo permitiendo garantizar la seguridad en los municipios, sobre todo en el mundo rural», a la par que trasladó la felicitación del Gobierno regional al Instituto Armado.
Junto a la delegada provincial de la Junta de Comunidades, asistieron a este acto diferentes autoridades como el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, y miembros de la Corporación del Consistorio capitalino, encabezada por la primera teniente de alcalde, Eva María Masías, además de diputados y senadores por Ciudad Real. Entre ellos el diputado nacional del PSOE Miguel Ángel González, que puso de manifiesto que «en el Día de la Hispanidad nos acordamos de los que todavía sufren, y especialmente de los jóvenes que tuvieron que dejar nuestro país».