Page pide a Iglesias que «rectifique» y evite elecciones

I.G.Villota
-

El presidente regional avisa: «No queremos elecciones ni segundas oportunidades para la extrema derecha, y menos que esas oportunidades vengan de la izquierda»

El líder socialista en la región expresó el apoyo sin cortapisas y la confianza del partido al presidente del Gobierno. - Foto: Ángeles Visdómine

Atrás quedaron las diferencias, expresadas en público, entre ellos. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, manifestó ayer con contundencia el apoyo sin cortapisas y la confianza total del partido en el presidente del Gobierno en funciones y secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez. Page pidió a Pablo Iglesias, en su intervención ayer en el mitin de Toledo, que «rectifique» o «haga un acto de generosidad» y respalde la investidura del Pedro Sánchez con el fin de evitar otras elecciones.
El presidente regional prefiere el apoyo de los morados, en lugar de ir al 10 de noviembre, la fecha barajada para los nuevos comicios, si no hay acuerdo en los próximos días. «No queremos elecciones ni segundas oportunidades para la extrema derecha, y menos que esas oportunidades vengan de la izquierda».
El presidente añadió que «los españoles no se merecen otras elecciones», por lo que reclamó a Podemos «que rectifique, o que hagan un acto de generosidad, ellos que llegaron diciendo que no les importaba ocupar cargos, aunque yo no me lo creí», confesó el presidente. «Querían suplantarnos y no lo han conseguido», dijo.
Page apreció que los ciudadanos no entenderían una nueva cita electoral. «La duda esencial está decidida (quien sería el presidente del Gobierno), ¿creéis que se va a entender en España ir a una espacie de plebiscito sobre ministerios?», cuestionó.
Insistió en que el liderazgo de Sánchez y del PSOE «son indiscutibles». «Lo importante está decidido, que es quien tiene que pilotar la nave», dijo, añadiendo que el gobierno debería ser monocolor. «La gente busca perspectiva, no abordar los problemas de mañana sino los retos por delante, y ahora hay un importante debate abierto en Europa, por lo que necesitamos un gobierno que no tenga que estar pendiente de la retaguardia», sentenció.
El líder regional aplaudió la actitud de Sánchez en las negociaciones con Podemos. «Hoy la gente valora que no quieras ser presidente a cualquier precio, que pongas por delante los intereses de España», comentó.
También habló ‘de lo suyo’ como presidente de Castilla-La Mancha, esto es, de financiación autonómica y de agua, evidenciando que «esto solo se puede abordarse con la perspectiva despejada».