Sánchez insta a Podemos a desbloquear la investidura

I.G.Villota
-

El presidente reconoce el «riesgo cierto» de elecciones el 10 de noviembre y se dirige a Pablo Iglesias para que lo evite: «Si con 151 fuimos capaces de hacer lo que hicimos en 12 meses, ¿qué podemos hacer con 165 en 4 años?»

Una demostración de fortaleza y de unidad, por si no hay acuerdo con Podemos y toca repetir elecciones. Es lo que escenificó ayer el presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien reunió en el Palacio de Congresos de Toledo a su Consejo de Política Municipal, con centenares de alcaldes y concejales socialistas de todo el país.
Cuando apenas quedan 15 días para intentar un acuerdo, con la fecha tope en el 23 de septiembre, Sánchez fue recibido entre aplausos de los suyos y con el apoyo expreso del partido de cara a una previsible cita electoral, en lo que  podría ser su primer acto de precampaña.
Pese a todo, el presidente del Gobierno y vencedor el pasado 28 de abril, deslizó que todavía confía en el acuerdo y animó a Podemos a desbloquear la investidura. «Tenemos los votos, los escaños, el programa común, lo único que necesitamos es que Unidas Podemos desbloquee la situación y que tengamos una investidura para un gobierno progresista y una legislatura progresista», señaló.
Pedro Sánchez reunió en Toledo a centenares de alcaldes y concejales socialistas, en el marco del Consejo de Política Municipal que se podría calificar como su primer acto de precampaña. Pedro Sánchez reunió en Toledo a centenares de alcaldes y concejales socialistas, en el marco del Consejo de Política Municipal que se podría calificar como su primer acto de precampaña. - Foto: Ángeles VisdómineEl presidente reconoció el «riesgo cierto» de la convocatoria electoral el próximo 10 de noviembre, tras meses de negociaciones infructuosas, y se dirigió a Pablo Iglesias con el ánimo de evitar ese escenario. «Si con 151 fuimos capaces de hacer lo que hicimos en 12 meses, ¿qué podemos hacer con 165 en cuatro años?».
Sánchez se revolvió contra el bloqueo político actual y continuó con sus mensajes a la formación morada. «Hay un riesgo cierto de que el 10 de noviembre haya elecciones, por lo que pido a Podemos que los ciudadanos nos vean ese día trabajando para derogar la forma laboral, de la mano en gobiernos de ayuntamientos y diputaciones en favor de la igualdad de genero, derogando la Lomce, apostando por un nuevo pacto educativo...», enumeró.
Asumir el resultado. El secretario general del PSOE pidió a los de Iglesias que asuman el resultado del 28-A y apoyen la investidura. «Es hora de que asumamos todos nuestros resultados electorales y nos pongamos a trabajar ya», comentó, en cuestiones como «el empleo, la dependencia, la igualdad de género, la reversión de los recortes, la transición ecológica, abordar la situación de Cataluña o asuntos como la financiación autonómica y local e incluso un pacto del agua!, aseguró,  «que necesita Castilla-La Mancha», haciendo un guiño a la tierra que le acogía.
Socio preferente. El líder del PSOE insistió en que su partido fue el vencedor de las elecciones del 28 de abril, duplicando los resultados del PP, en segundo puesto. Y desde ese día, dijo, momento desde el que fijó a Podemos como «socio preferente» de la investidura. Un escenario que no ha variado desde entonces, dijo. «Queremos un gobierno progresista, que no dependa de los independentistas», afirmó Sánchez, añadiendo que «no pedimos apoyo a la derecha, solo les pedimos que faciliten con la abstención técnica que pueda haber un gobierno dado que no pueden construir una alternativa».
Explicó que han sido cuatro las ofertas que el PSOE a remitido a Podemos, sin que la formación morada haya aceptado ninguna de ellas, continuó. «Ellos rechazaron gobierno de coalición en julio y nosotros en agosto hemos construido un programa progresista común con la sociedad civil», dijo.
El socialista recordó que los españoles volvieron a respaldar al PSOE en las elecciones municipales y autonómicas, presumiendo de la «enorme implantación del PSOE en toda España» tras los comicios del 26 de mayo. «Nada que ver con ésos que se llaman constitucionalistas y no tienen un solo concejal en el País Vasco, como Ciudadanos o un solo diputado votado en Cataluña, como el PP», subrayó.