La primavera será de riesgo «moderado» para los alérgicos

Cándido de la Cruz
-
La primavera será de riesgo «moderado» para los alérgicos - Foto: Tomás Fernández de Moya

Hasta mediados de mes se mantiene la polinización de las cupresáceas.

Las previsiones para la próxima primavera pueden variar aún en esta última etapa del invierno pero apuntan, de momento, a una época «de riesgo moderado para los alérgicos a gramíneas». Así lo expuso el jefe de Alergología del Hospital General Universitario de Cuidad Real, Francisco Feo, quien advirtió que aún es «pronto para cerrar un pronóstico». En este sentido advirtió que, pese a las lluvias intensas del otoño, la sequía de los últimos  meses orienta hacia esa primavera  moderada.
Feo apuntó que actualmente se está en la mitad de la polinización de las cupresáceas o arizónicas, que continuará hasta la primera quincena de marzo. «La concentración es media (52 granos/m3 de aire), con tendencia al alza en las próximas fechas», indicó el doctor, quien recordó que el los síntomas se fundamentan en un riesgo óculo-nasales persistentes, con picor de ojos, lagrimeo, obstrucción o bloqueo nasal y mucosidad clara, y muy abundante. «En algunas personas se pueden presentar síntomas de asma, con tos, pitidos en el pecho y dificultad respiratoria».   Se trata de unos síntomas que también pueden afectar «a los alérgicos al olivo, pues está polinizando el fresno que es de su misma familia, las oleáceas».
El doctor apuntó que el último otoño, por la elevada humedad atmosférica de la época de lluvias, ha producido una reactivación de los alérgicos a Alternaria, especialmente los niños. «Una época que coincide con los catarros invernales, por lo que la respuesta inflamatoria de los procesos infecciosos facilita que los alérgenos penetren en la mucosa bronquial, desencadenando episodios de asma».
Por último expuso que el tiempo invernal suele hacer que las personas pasen más tiempo en el interior de las viviendas, lo que implica una convivencia con los animales domésticos «más estrecha». «De esta manera, los alérgicos a perro y gato presentan una sintomatología más intensa durante esta época del año». El jefe de Alergología apuntó que, en estos casos, «el análisis molecular de los alérgenos puede ser de mucha utilidad», ante lo que expuso que «los perros presentan dos componentes alergénicos muy relevantes, y uno de ellos está asociado al antígeno prostático, por lo que sólo está presente en el perro macho», ya que un alérgico a un perro puede no serlo a una perra.