Fenavin convence antes de empezar

LT
-
Fenavin, una feria "imprescindible"

Responsables de las DO que acudirán a la Feria Nacional del Vino en marzo destacan la profesionalidad, la organización y la posibilidad de cerrar negocios del evento que cumple su décima edición en 2019.

A casi dos meses para que Fenavin abra sus puertas, la Feria Nacional del Vino es ya una cita subrayada en rojo dentro de las agendas de los responsables de ventas nacionales y de exportación de las bodegas españolas y de las denominaciones de origen que las amparan.
Buena prueba de ello es que el espacio establecido para el desarrollo de la décima edición de la Feria Nacional del Vino, un total de 33.346 metros cuadrados, ya está plenamente ocupado por bodegas que han solicitado su estand desde todas las denominaciones de origen del país, un total de 2.224 bodegas que han cumplido con sus trámites de inscripción, aunque los espacios están en proceso de adjudicación por parte de la organización de la Feria y serán algunas menos las que ofrezcan sus vinos de manera directa.
Unas cifras y unas valoraciones que realizan desde las DO que estarán presentes en Ciudad Real que resultan «muy satisfactorias» para el director de la Feria, Manuel Juliá, «y eso que la organización, curiosamente, no ha realizado aún ninguna campaña publicitaria en medios nacionales», lo que para Juliá es «una muestra más de que las bodegas quieren estar con nosotros porque saben que la feria funciona».
Para Juliá, esta positiva reacción de las bodegas del país «responde a un trabajo serio y profesional realizado desde el año 2001 que otorga más valor al negocio que a otras actuaciones de mucho impacto, pero poca solidez. Esto no quiere decir -añade- que no entendamos que relacionar el vino con personajes de prestigio social es una excelente labor de marketing para la mejora de la imagen del vino en su conjunto».
Fenavin 2017 cerró sus puertas con 1.802 bodegas interesadas en mostrar sus vinos a compradores llegados de casi 90 países del mundo, mientras que este año el número será aún mayor, con casi 2.200 bodegas presentes. Además, el espacio expositivo crece, con dos pabellones nuevos que llevarán los nombres de los poetas Li Bai y Hafiz, un síntoma más de la apertura de esta feria al mundo.