La media veda de la tórtola se abre con incertidumbre

C. de la Cruz / M. Lillo
-

El sector cinegético alerta sobre una posible moratoria de cara al próximo año que prohibiría su caza y pide medidas de unificación y recuperación de hábitat para aumentar la población de este ave migratoria

La media veda de la tórtola se abre con incertidumbre - Foto: Pablo Lorente

El pasado jueves comenzó la media veda con la tórtola común, especie catalogada como vulnerable desde 2015 como protagonista, ya que su caza se enfrenta a la que podría ser su última campaña. Las asociaciones de cazadores señalan que a pesar de la sequía y del adelanto de la recolección no se auguran cambios importantes respecto al pasado año, pero sí existe incertidumbre sobre la situación de este ave migratoria, que cuenta con un cupo máximo de cinco piezas por cazador.
El presidente de la Asociación de Titulares de Cotos, Cazadores y Actividades Afines al sector Cinegético de Castilla-La Mancha (Atica), Juan Caballero, pone el foco en la falta de unificación de criterios en el territorio nacional, poniendo como ejemplo que en Extremadura comienza este domingo la media veda mientras que en Castilla-La Mancha arrancó el jueves. «Esta diferencia afecta mucho, queremos evitar que sea la última temporada que se cace la tórtola», explica Caballero, que añade que «en el mejor de los casos parece ser que el año que viene se produciría una moratoria, pero nuestra experiencia nos dice que cuando se pide una moratoria ya no se vuelve a cazar esa especie nunca más».
Caballero señala que todo pasa «por hacer un control mayor de la caza de la tórtola», aunque apunta que «no sólo en España, sino también en Marruecos». La tórtola es un ave que cruza el estrecho de Gibraltar en primavera para criar y realizar el viaje inverso a partir de septiembre. De esta forma, el presidente de Atica señala que «somos el criadero de Marruecos y allí no hay ningún tipo de restricción. Eso provoca que la gente humilde aquí no pueda cazar y haya gente que se vaya a Marruecos para cazarla».
La media veda de la tórtola se abre con incertidumbre  La media veda de la tórtola se abre con incertidumbre - Foto: Pablo LorenteLa situación no es la misma en todas las comunidades autónomas. Mientras en Castilla-La Mancha hay quince días habilitados (jueves, sábados y domingos) hasta el 22 de septiembre, en Murcia sólo hay tres en este periodo de media veda. En el lado contrario, Andalucía y Extremadura comienzan este domingo. Caballero insiste en que «los cazadores somos los primeros interesados en una regulación nacional para solucionar el descenso de la población de tórtolas».
Desde la Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y la Conservación del Medio Natural (Aproca), su presidente, Luis Fernando Villanueva, no pone tanto el foco en la situación de Marruecos como en las propias medidas que se deben tomar en el territorio nacional. En este sentido, incide en que esta especie tiene un problema: «El hábitat. Hay que tomar medidas agroalimentarias porque no tiene comida y hay prácticas agrarias que les afectan, además de que también ha crecido la depredación». Villanueva, también director de la Fundación Artemisan, dedicada a la investigación, defensa jurídica y comunicación en el ámbito del sector cinegético, incide en que «está demostrado científicamente que la caza y su regulación ayuda a mantener la especie» y por ello ya se propuso al Ministerio de Agricultura y Pesca y Alimentación el Plan Integral de Recuperación de la Tórtola Europea en la Península Ibérica (Pirte), que incluso plantea medidas más restrictivas que las actuales, como reducir a cuatro días la media veda y rebajar el cupo a cuatro, además de que las fechas coincidan en todo el territorio nacional. Así, Villanueva lamenta que no tiene sentido que haya «comunidades que empiecen antes y otras después». En esta línea, no desecha la influencia de Marruecos, pero incide sobre todo en que «no es verdad todo lo que se dice, allí han tenido un cambio de hábitat en positivo». Con todo, la intención es evitar una moratoria de la caza de la tórtola el próximo año.
Además, la Real Federación Española de Caza (RFEC) y la Fundación Artemisan se reunieron ayer con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para estudiar la situación de la tórtola común o europea tras la carta de emplazamiento recibida por la Comisión Europea y poner en común las propuestas para recuperar esta especie emblemática de nuestros campos.
La media veda de la tórtola se abre con incertidumbre  La media veda de la tórtola se abre con incertidumbre - Foto: Pablo LorenteEn delegado provincial de la Federación Española de caza, Manuel Aranda, reconoció que hay «preocupación» por la situación que atraviesa esta especie y apuntó a algunas de las medidas que se han adoptado para tratar de frenar la pérdida de población, si bien este año ve «un pequeño repunte». En cuanto a dichas medidas, Aranda señaló que se ha reducido aún más el cupo a cinco tórtolas por cazador y día y explicó que sus sociedades federadas sólo cazan los domingos, aunque puso el acento en «las verdaderas masacres» que se hacen en África, con la batida de «100 o 150 tórtolas por cazador». «Por muchas medidas que tomemos los europeos, mientras no haya una regulación y se controle esas tiradas en África, cosa que no será nada fácil, seguiremos con el mismo problema», concluyó.