Casi 3.000 empleos temporales convertidos en fijos

LT
-

La medida puesta en marcha por el Ejecutivo de Sánchez hace once meses ha permitido regularizar 2.115 empleos en la provincia y ampliar 286 contratos

Casi 3.000 empleos temporales convertidos en fijos - Foto: David Pérez

Once meses han bastado para que un total de 9.626 contratos se han convertido de temporales a fijos en Castilla-La Mancha gracias al Plan Director por un Trabajo Digno, que aprobó el Gobierno de España el 27 de julio de 2018. Por provincias, en Albacete, en el año 2018-2019, 1.780 personas han visto transformar su situación de trabajadores temporales en fijos. En Ciudad Real, un total de 2.955 en el mismo periodo, mientras que en Cuenca han sido 911 beneficiarios, 767 en Guadalajara y 3.213 en Toledo.
En lo referente a ampliaciones de jornada, en el total de la región, en estos 11 meses, han sido un total de 1.212; siendo 281 en Albacete, 286 en Ciudad Real, 109 en Cuenca, 107 en Guadalajara y 429 en Toledo.
En cuanto a empleo aflorado, desde agosto de 2018 a julio de 2019, la región ha visto la regularización de 6.417 empleos. 1.544 en Albacete, 2.115 en Ciudad Real, 635 en Cuenca, 816 en Guadalajara y 1.289 en Toledo.
Finalmente, en cuanto a falsos autónomos, gracias a las medidas del Plan Director se han detectado en Castilla-La Mancha 1.513 situaciones irregulares; lo que supone un aumento del 196% respecto al periodo anterior.
El Pacto Director por un Trabajo Digno incluye un conjunto de 75 medidas además de dos planes de choque, uno contra el fraude en la contratación temporal y otro contra el abuso del trabajo a tiempo parcial.
85.000 cartas a empresas. Hay que recordar que la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio, anunciaba a inicios de este mes que «a finales de agosto o principios de septiembre» se reeditarán los planes de choque de lucha contra la contratación temporal abusiva y el fraude en la contratación a tiempo parcial, para lo que se prevé el envío de 85.000 cartas a empresas con indicios de fraude, un 4% más que el año pasado, tras haber regularizado casi 127.000 empleos irregulares y convertido en indefinidos casi 174.000 empleos temporales con el Plan de Trabajo por un Empleo Digno.
Ese plan, en el conjunto del país, ha permitido mejorar las condiciones de 300.000 trabajadores (173.957 contratos temporales irregulares convertidos en indefinidos y 16.751 empleos irregulares aflorados).