El pasado más dulce

HIlario L. Muñoz
-
El pasado más dulce - Foto: Rueda Villaverde

Usuarios del centro Alöis prueban una merienda con sabor de antaño de la mano de las 'culipardas' del Mesón Octavio

Hay sentidos que hacen volar la imaginación. Basta con pasear por una calle para que cierto olor lleve a nuestra infancia e igual pasa cuando se saborea un dulce o una comida que se lleva tiempo sin probar. A esta memoria gustativa apeló el centro de respiro Alöis Alzheimer de la mano del dulce ‘oficial’ de Ciudad Real, las culipardas del Mesón Octavio, que degustaron una veintena de los residentes del centro en la merienda de este lunes.  
«Las culipardas nacen de una idea de Aurora García, mi hermana y jefa de cocina, representando la gastronomía de Ciudad Real», expuso Belén García, del Mesón Octavio. Esta pasta sabe a quien la prueba como a los dulces de su madre o abuela, a ese tiempo en que se cocinaban en el hogar «rosquillas y barquillos». Por este motivo, si se ha hecho un dulce que evoca el pasado, era necesario llevarlo al centro de respiro para que los residentes tengan «un recuerdo bonito» y vuelvan «al pasado» a través de una pasta que «hace viajar a cuando eras pequeño».
En este sentido, las preguntas ayer durante la merienda a los residentes iban encaminadas sobre si les gustaba el dulce y si había alguna evocación que recordara a la juventud de estas personas. La propia Belén García explicó que a ella le evoca a los dulces caseros y su intención era que «hubiera un recuerdo bonito en estas personas, de cuándo el alzheimer no estaba en su vida».
«Se trata de evocar tradiciones y sabores manchegos», apuntó, por su parte, la directora del centro Alöis, Inés Campillo, sobre esta primera iniciativa de sabores para recordar y que avanzó se repetirá. Se trata de «traer a un momento dulce de su pasado», dijo la directora, quien explicó que es algo distinto a lo que se hace en el centro, donde lo normal es realizar «talleres de repostería». Con esta merienda se acerca «el sabor tradicional» para «mediante el bocado recordar su pasado más dulce».
el mes más dulce. Las culipardas del Mesón Octavio cumplen en esta semana su primer mes de vida, en el que Belén García apunta que las pastas se han ido haciendo un hueco. «Es un orgullo notar que la gente buscaba algo con lo que se pudiera identificar», dijo una de las tres hermanas que conforman el mesón. El dulce ha viajado ya a Málaga, Sevilla, Córdoba y Madrid y en breve lo hará en una caja especial que estará realizada en el centro ocupacional de la ONCE. 
 

El pasado más dulce Rueda Villaverde
El pasado más dulce - Foto: Rueda Villaverde
El pasado más dulce Rueda Villaverde
El pasado más dulce - Foto: Rueda Villaverde
El pasado más dulce Rueda Villaverde
El pasado más dulce - Foto: Rueda Villaverde
El pasado más dulce Rueda Villaverde
El pasado más dulce - Foto: Rueda Villaverde