Descubre en qué municipios subió y descendió el paro en 2020

A. Criado
-

Solo 20 municipios ciudadrealeños esquivan los efectos del COVID-19 y presentan menos desempleo que al cierre de 2019

Descubre en qué municipios subió y descendió el paro en 2020

La provincia de Ciudad Real cerró el ejercicio 2020 con un total de 50.376 desempleados, 2.488 más que el año anterior, lo que representa un incremento del 5,2%. Los datos publicados hace unos días por el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha constataron lo que era un hecho más que evidente: el efecto nocivo de la crisis sanitaria de coronavirus en el mercado laboral.

Solo 20 municipios ciudadrealeños lograron esquivar las consecuencias de la pandemia de COVID-19 en materia laboral y finalizaron 2020 con menos paro que el año anterior, mientras que otros tres presentaron las mismas cifras que al cierre de 2019: Fontanarejo, Las Labores y Ruidera. Se trata de municipios pequeños, de menos de 3.000 habitantes, a excepción de Argamasilla de Alba, Moral de Calatrava, Piedrabuena y Fuente el Fresno.

Además de estos cuatro municipios, el número de desempleados registró un descenso en Alamillo, Aldea del Rey, Alhambra, Arenales de San Gregorio, Arenas de San Juan, Arroba de los Montes, Ballesteros de Calatrava, Chillón, Los Cortijos, Granátula de Calatrava, Horcajo de los Montes, Luciana, Picón, Los Pozuelos de Calatrava, Terrinches y Valenzuela de Calatrava.

Servicios y erte. La incidencia del COVID-19 ha sido especialmente significativa en los grandes municipios de la provincia, en aquellos que tienen más de 10.000 habitantes. Hay que tener en cuenta que más del 60% de los desempleados registrados en Ciudad Real corresponden al sector servicios (un total de 32.296), donde la hostelería, la gran damnificada de la pandemia, juega un papel esencial. Los bares y restaurantes tuvieron que echar el cierre durante el confinamiento domiciliario y después han ido adaptando su actividad a las restricciones establecidas por la autoridad sanitaria.
Además, en estas localidades se encuentran las empresas con mayor número de trabajadores de la provincia y muchas de ellas, como mal menor, se han visto obligadas a presentar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) a la espera de un horizonte económico más optimista. A pesar de este oscuro escenario, el incremento del paro en la mitad de estos municipios se sitúa por debajo de la media provincial: Campo de Criptana (2,58%), La Solana (3,22%), Tomelloso (3,60%), Socuéllamos (4,13%), Puertollano (4,26%) y Daimiel (4,63%).
Peores cifras presentan el resto, especialmente Valdepeñas, que registra un incremento interanual de desempleo de dos dígitos, del 10,01%. La ciudad del vino ha pasado de 2.655 desempleados al cierre de 2019 a cerca de 2.900 un año después. Le sigue Bolaños de Calatrava, con un aumento del 8,03%, además de Manzanares (7,50%), Alcázar de San Juan (7,35%), Ciudad Real (6,07%) y Miguelturra (5,35%).