scorecardresearch

Una educación con arte

M. Lillo
-

Cuatro establecimientos de la avenida Tablas de Daimiel desarrollan una jornada piloto con actividades en la primera edición de la iniciativa 'Educarte'

Participantes en una clase en el estudio de danza 'Raquel Bernaola'. / - Foto: PABLO LORENTE

Con el afán de inculcar una educación de calidad basada en el arte de la enseñanza y la transmisión de valores y conocimientos, cuatro negocios de la capital celebraron ayer una jornada piloto que contó con la realización de  actividades culturales, clases de música, de danza o de lectura.

El Estudio de Danza 'Raquel Bernaola', la Escuela de Música Moderna, el Centro de Innovación Educativa 'Educasapiens' y la Escuela de Modelos y Azafatas 'Pasarela Madrid Real', todos ellos ubicados en la avenida Tablas de Daimiel, abrieron ayer las puertas de sus establecimientos a la ciudad para dar a conocer el trabajo que realizan. Con una alfombra roja a la entrada, invitaban a los ciudadanos a sumarse a estas acciones con las que fueron tejiendo la primera edición de 'Educarte'.

Así, en el estudio de Raquel Bernaola, podían aproximarse a los secretos de la danza mediante las clases que organizaron. «La danza no es sólo el baile, es el desarrollo integral de la persona, la capacidad de esfuerzo, el sentido crítico y constructivo y el conocimiento y el aprecio hacia otras culturas», relató la directora de este estudio que lleva siete en marcha.

Por su parte, Manuel Palomares, director y fundador de 'Educasapiens', informó de la posibilidad de leer y comprender mucho más rápido de lo que actualmente lo hacen muchos ciudadanos, una ventaja de la que se pueden beneficiar desde niños de seis años hasta adultos de 99 años interesados en aprender las técnicas de lectura comprensiva rápida.

El potencial de la música pop-rock sonaba con fuerza en las instalaciones de la Escuela de Música Moderna, donde se dieron cita aquellos que sienten pasión por la música y quisieron probar suerte tocando algún instrumento. Así, a media mañana ya contaba con una treintena de personas interesadas en practicar en sus instalaciones.

En Pasarela Madrid Real la belleza era la imperante, puesto que allí se dieron cita personas interesadas en el mundo de la moda y las tendencias, como modelos que participaron en desfiles. Además desarrollaron un taller de estilismo a cargo de Ana Belén Espartero, quien indicó que cada vez hay más gente que quiere estar a la moda.