La buena estructura de la consulta logra mayor efectividad

H. L.M.
-
La buena estructura de la consulta logra mayor efectividad - Foto: Rueda Villaverde

Un estudio apunta a que el 56 por ciento de los pacientes en Ciudad Real dejan de fumar, por encima de otras unidades

La eficacia de la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Ciudad Real es del 56%, según se desprende un estudio realizado por el servicio. Se trata de un análisis pormenorizado que muestra que el servicio cuenta con un mayor porcentaje de éxito que el resto de unidades similares, cuya efectividad se sitúa por encima del 40 por ciento o algo más según las publicaciones realizadas. La doctora Patricia Mata apuntó que se trata de unas buenas cifras y que achaca a que «quedan pocas unidades tan bien estructuradas» como la del Hospital General. En este sentido apuntó que se realiza en estas unidades «mucho trabajo en consulta normal, sin tantos protocolos o tanto seguimiento» mientras que el seguimiento que realizan en la unidad logra «un compromiso mayor».
La Unidad de Tabaquismo del Hospital General Universitario de Ciudad Real realiza su labor aportando fármacos que ayuden a dejar el tabaco entre ellos se encuentra la Vareniclina, el más empleado. La unidad apunta que no hay diferencias significativas a la hora de dejar de fumar entre sexos, aunque sí existan en sus hábitos de consumo ya que los varones comenzaron antes con los cigarrillos y de hecho consumen más.  
En la unidad no existen personas que hayan iniciado procesos por cigarrillos electrónicos pero sí fumadores que ya han acudido para dejar el tabaco calentado, sistema como el Iqoos. «Hay dos o tres pacientes con los dispositivos calentados», apuntó la doctora Mata, quien dijo que en la unidad se sigue la «misma estrategia y el mismo protocolo que con un paciente que fuma cigarrillos normales». La única diferencia entre uno y otro es que unos obtienen la nicotina por combustión y otros por calentamiento pero «al final es una adicción a la nicotina y la tratamos de la misma manera».