Revisan 35 espectáculos pirotécnicos

Pilar Muñoz
-

Los agentes de la Intervención de Armas y Explosivos inspeccionan el material y en lo que va de año han propuesto a 25 establecimientos para sanción por irregularidades

Imagen de una inspección - Foto: LT

No hay fiestas sin espectáculo de pirotecnia y en agosto proliferan en la casi totalidad de la provincia, multiplicándose el trabajo de los agentes de la Oficina de la Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de Ciudad Real.

Este mes son 35 los espectáculos pirotécnicos a investigar entre las fiestas de la capital y provincia, todos los disparados o que van a disparar más de 10 kilos de pólvora.
Se trata de evitar accidentes. Precisamente,  en lo que va de año los agentes han denunciado a 25 establecimientos tras detectar algún tipo de irregularidad y los han propuesto para que la Subdelegación los sancione.
El agente José Ramón Roldán, del equipo de inspección de la Intervención de Armas y Explosivos, explica a este diario que los ayuntamientos son competentes para gestionar los fuegos artificiales cuando se vayan a disparar menos de 10 kilos de material pirotécnico; en tal caso no es necesario informar a la Subdelegación de Gobierno. Si se supera dicho peso, hay que dar parte a la representación de la Administración del Estado en la provincia para que envíe a la Guardia Civil y realice una revisión exhaustiva. Hasta el momento la Subdelegación ha recibido 35 notificaciones.
Los agentes de la Benemérita se personan antes de que empiece el espectáculo para inspeccionar el montaje y el material, que no tenga  defectos, que no esté caducado, que cumpla la normativa de seguridad, que las personas que los manipulan tengan la acreditación correspondiente, que los vehículos que los transportan son los adecuados.

«Se revisa todo», asegura  Roldán, quien añade que los municipios más potentes suelen superar los 50 o 100 kilos. Entre ellos  se encuentran  Alcázar, Valdepeñas, Puertollano, Ciudad Real ..., es decir las localidades más grandes de la provincia y que disponen de mayor presupuesto, ya que estos espectáculos son muy costosos, concreta el agente.

 

Ciudad Real comienza hoy la Feria y fiestas en honor a la Virgen del Prado y el equipo de inspección de la Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia ha supervisado el montaje, ha revisado el material pirotécnico que se va a utilizar, ha verificado la normativa respecto a  la distancia de seguridad y si cuenta con la autorización correspondiente, que depende del tipo de espectáculo y del calibre del artificio que se utilice y del grado de inclinación del lanzamiento.

Esta tarde, con motivo de la inauguración de las fiestas, se lanza un sólo artificio pirotécnico inferior a 10 kilos y, por tanto,  es el Ayuntamiento el que tiene que adoptar  las medidas de seguridad para que se dispare de forma adecuada.

 

Al hilo de ello, recuerda que en la provincia destacan festividades con tradición en espectáculos pirotécnicos  como Las Paces de Villarta de San Juan, La Cordada de Puerto Lápice y  los toros de fuego en Ciudad Real, Fernán Caballero, Ruidera ...
En cuanto a los riesgos, los agentes de la Intervención de Armas y Explosivos están haciendo hincapié en que hay que guardar las distancias de seguridad. Aludiendo a la tradición, porque se ha hecho toda la vida en un determinado lugar, hay quien se salta esta norma de seguridad. El agente explica que ahora por ejemplo las cosas han cambiado en el sentido de que hay casas nuevas, se ha plantado árboles, hay una fuente en el centro del pueblo y todas estas cosas han obligado a modificar las medidas de seguridad desde el punto de vista de las distancias. De ahí que estén en contacto con los ayuntamientos para insistir en el cumplimiento de respetar las medidas de seguridad, ya que algunos son reacios por aquello de las tradiciones. 
En este sentido, dice que no se ha tenido que suspender espectáculo pirotécnico alguno  por esta causa precisamente porque están muy encima para evitar accidentes.

El agente recuerda que para la categoría de riesgo muy reducido, que incluso se pueden utilizar en interiores, la distancia de seguridad tiene que ser igual o superior a un metro. La edad mínima para usar este tipo de artefactos (bengalas, petardos) es de 12 años. Si están encuadrados dentro de la categoría F2, considerada de riesgo reducido, la distancia ha de ser igual o superior a ocho metros  y la edad mínima para su uso es de 16 años. Aquellos que están catalogados en la categoría F3, un riesgo medio y/o alto, han de utilizarse al aire libre y zonas extensas, la distancia de seguridad ha de ser igual o superior a 15 metros y se ha de tener más de 18 años. 
Antes de lanzar artificios aéreos hay que comprobar que no hay objetos que impidan que lleguen a cornisas de edificios, árboles ...
No hay que encender un artíficio pirotécnico cerca de otros para evitar que se propague el encendido, no hay que guardarlos en bolsillos o entre las ropas ni por supuesto lanzarlos contra otras personas, animales o bienes. 

El año pasado se levantaron 46 actas y hubo siete sanciones. Este año desgraciadamente murió una vecina de Viso del Marqués tras el lanzamiento de un cohete. El caso está bajo secreto de sumario. 
 


Las más vistas