Lecturas, andanzas y sueños con Cervantes

M. G. / Toledo
-

El Colegio Público 'Jaime de Foxá' de Toledo celebró ayer el 'Día del Libro' y contó con la presencia del presidente de la región, Emiliano García-Page, la consejera de Educación, Reyes Estévez, la alcaldesa y el presidente de la Diputación.

Álvaro Gutiérrez (izq), Milagros Tolón, Emiliano García-Page y Reyes Estévez poco antes del comienzo del acto. - Foto: Victor Ballesteros

Tengo la costumbre de tener, al menos, un libro siempre abierto, pero, a veces, más de uno». Así explicó ayer el presidente de la región, Emiliano García-Page, su pasión por la lectura a los alumnos del Colegio Público ‘Jaime de Foxá’ de Toledo, durante la celebración del ‘Día del Libro’, pero añadió también la insistencia de sus padres en que leyera cuando era pequeño, un gran empeño «teniendo en cuenta en mi caso que ellos no sabían leer».
Este acto, una cita que todos los años celebra el colegio, contó con Cervantes como protagonista, en homenaje al IV Centenario de su fallecimiento, y destacados representantes políticos que aparcaron sus apretadas agendas durante algo más de una hora para disfrutar ‘como niños’ de un completo acto que incluyó una representación teatral, la lectura del primer párrafo de el Quijote en varios idiomas, un animado concurso con los trabajos de los alumnos de distintos cursos sobre Cervantes y una rítmica actuación musical en la que los más pequeños terminaron arrancando muchas sonrisas a los asistentes.
«Los libros nos hacen más libres y más humanos», apuntó Francisco de Paz Tante, escritor e inspector de  Educación, encargado de elaborar el manifiesto este año, pero el momento más curioso del acto fue cuando el profesor Javier Caboblanco, experto en papiroflexia, invitó a Page a salir a escena y preguntar a esos 283 alumnos de este colegio sobre sus conocimientos sobre el escritor y su magnífica obra. Pero no fue el único, también la consejera de Educación, Reyes Estévez, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón y el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ejercieron de maestros de ceremonias preguntando a los más pequeños sobre otras obras de Cervantes, la batalla en la que participó, las localidades de la ruta del Quijote y otras cuestiones relacionadas con la obra.
Tolón comentó que ha leído tres veces la novela de Cervantes y recomendó a los alumnos que la estudien y la lean cuando sean más mayores porque no se arrepentirán. Y  terminó recordando una frase del Quijote: «Quien lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho».
Por su parte, la consejera se lanzó ayer a leer el inicio de la conocida obra de Cervantes y varios alumnos la siguieron leyendo en inglés, búlgaro, árabe y chino. TambiénGutiérrez les confesó:«Leer ayuda a soñar y soñar es vivir». Ynada mejor que una canción para redondear el acto.