Caballero ve positivo desligar las generales del 26-M

R. Ch. / M. L./ LT
-
Caballero ve positivo desligar las generales del 26-M - Foto: Rueda Villaverde

El líder socialista aplaude la convocatoria de abril al margen de la de mayo «ya que los ciudadanos tienen derecho a que sus elecciones sean para hablar de nosotros»

El secretario general del PSOE en la provincia de Ciudad Real, José Manuel Caballero, defendió ayer la convocatoria de las elecciones generales para el 28 de abril, desligadas de la cita municipal y autonómica, «ya que los ciudadanos de esta provincia tienen derecho a que sus elecciones sean para hablar de nosotros y no se mezclen con otros asuntos», algo que, a su juicio, «sería desvirtuar el principio de la democracia, que es el derecho de los ciudadanos a expresar a través de su voto sus deseos respecto a sus gobernantes».
Caballero, tras el anuncio de adelanto electoral realizado por Sánchez dijo que éste «cumple su palabra, y todos los que han vociferado durante todo este tiempo, como Casado, Rivera o Abascal, ahí tienen las elecciones», al mismo tiempo que aventuró una alta movilización en la izquierda «ante los ataques a los derechos y libertades y la crispación por parte de la derecha que se extremando».
En esta línea argumental, Caballero lamentó el ‘no’ de las fuerzas derechas e independentistas a las cuentas de Sánchez dado que «eran el doble de inversores a los últimos planteados por Rajoy, y lamentablemente no se van a poder ejecutar».
En el plano local, la alcaldesa de Ciudad Real y candidata del PSOE a la Alcaldía, Pilar Zamora, afirmó ayer que su preferencia era que se separara la fecha de las elecciones generales de las municipales. «Queremos centrar esa campaña y esas elecciones en lo que es la valoración de la gestión municipal que se ha hecho en estos cuatro años», indicó la mandataria municipal, que agregó que un ‘superdomingo’ el 26 de mayo con cinco urnas distintas «hubiera hecho más difícil explicar y diferenciar lo que es la política nacional de la política local, que es cercanía». Zamora también alabó que Pedro Sánchez haya demostrado con su decisión «que antepone el interés de España, que no estuvo nunca ni está vendido a nadie». «El PSOE tiene un proyecto sólido, que no viene a romper nada sino a unir a este país y a trabajar por las personas».
En Ciudadanos, el adelanto electoral fue recibido «como un buen día para la democracia», en palabras de su portavoz provincial, Francisco Fernández-Bravo, que aseguró que «votar era lo que estábamos pidiendo muchos españoles y vamos a poder hacerlo».
El portavoz naranja pidió aprovechar la cita con las urnas para «poner España en manos de un partido que tiene un proyecto para España, a los que la amamos y queremos la mejor para ella y que no dependan de los que la quieren liquidar» y reiteró que el mensaje «global» de su partido «en toda España» y la «necesidad de apostar por un gobierno liberal, constitucionalista y europeo».
Desde Izquierda Unida, su responsable provincial, Pedro Mellado, consideró «razonable» el paso dado ayer por Pedro Sánchez de adelantar la cita electoral a abril, «porque el proyecto que salió de la moción de censura no se podía permitir otro año más con un presupuesto de Rajoy». Elecciones a las que el bloque «progresista de la izquierda saldrá a ganar para sacar adelante unos presupuestos que atiendan los problemas sociales y no dependan de los caprichos nacionalistas».
En Vox, su líder en Ciudad Real, Casimiro Molina, habló de una nueva etapa «tras una crisis gubernamental que hemos sufrido en los últimos años» que su partido afronta «en un escenario que va a ser muy positivo», dijo confiado. «Este Gobierno ha llegado hasta donde tenía que llegar», concluyó.