Luz verde al anteproyecto de ley de Participación de Podemos

C.S.Rubio
-

Podemos logra mantener uno de los puntos que más dudas generaba al PSOE: los presupuestos participativos. Eso sí, pierde a cambio la obligación de destinar el 10% de las cuentas a esta partida

Luz verde al anteproyecto de ley de Participación de Podemos - Foto: Yolanda Lancha


Podemos ha logrado sacar adelante su anteproyecto de ley de participación ciudadana. Eso sí en tiempo de descuento. Y es que este texto como mucho llegará a ser elevado al rango de proyecto de ley antes de que acabe la legislatura, al haber sido enviado al Consejo Consultivo por la vía de urgencia, pero no llegará en modo alguno a ser debatido, y por tanto aprobado, en las Cortes de Castilla-La Mancha en este periodo de sesiones, que precisamente celebra mañana su último pleno.
No obstante, como defiende la formación morada, la ley ya está hecha y lista para llevar al parlamento una vez pasen las elecciones autonómicas y se forme un nuevo Ejecutivo, ya que los proyectos de ley aprobados en Consejo de Gobierno no decaen al terminar una legislatura, como sí ocurre con las normas que llegan a las Cortes.
 Eso sí, para que este texto no sea guardado en un cajón en junio, tienen que darse al menos las mismas circunstancias políticas que hay hoy en Castilla-La Mancha. Es decir, que Junta de Comunidades se sustente con un pacto entre PSOEy Podemos.
El anteproyecto aprobado esta semana incluye las reivindicaciones básicas de Podemos en materia de participación ciudadana:  la obligación de poner en marcha consultas públicas ciudadanas para  elaborar y evaluar programas, planes, o leyes, la entrada en las Cortes de iniciativas ciudadanas a partir de 3.000 firmas y el desarrollo de unos presupuestos regionales participativos.
No obstante, en el camino de la negociación de este anteproyecto de ley con el PSOE se han ido cayendo algunos aspectos que sí se incluían el borrador puesto sobre la mesa del Consejo de Gobierno. Este el caso de la prerrogativa de destinar hasta un 10 por ciento del presupuesto regional a la partida de participación, con el fin de que los ciudadanos decidan en qué gastar este dinero. En el documento final se elimina cualquier mención a la cantidad que se destinará a este concepto, dejando la decisión final al consejero de Hacienda de turno y a la situación presupuestaria de cada momento.
En este sentido, desde la formación morada se confían en incluir los aspectos ‘caídos’ en la negociación vía enmiendas en el debate parlamentario que, esperan, se abra en torno a esta ley en la próxima legislatura.
Con todo, el líder regional de Podemos, José García Molina, insiste en poner en valor la aprobación de esta anteproyecto en tanto en cuanto supone la transformación de la participación ciudadana en un derecho, y no en una «prerrogativa» del Gobierno, llevada a cabo normalmente de una manera excesivamente «institucionalizada». O lo que es lo mismo, con este anteproyecto de ley la participación ciudadana baja a la calle, y no se queda solo en las reuniones que mantienen los diferentes gobiernos con las distintas organizaciones, sociales, sindicales o culturales.
Con esta ley «no solo cumplimos la Constitución y el Estatuto de Autonomía, con esta ley hacemos Constitución, al desarrollar y poner en práctica uno de sus artículos esenciales», que no es otro que la participación ciudadana. Algo que, a su juicio, hay que poner en valor en un tiempo como el actual,  «en el que algunos utilización la Constitución como arma arromadiza que se tira al adversario a la cabeza o para declarar guerras incendiarias que poco o no nada tiene que ver con el bienestar social de la gente», concluye.