El ADSL resiste como principal conexión frente a la fibra

Hilario L. Muñoz
-

Las compañías esperan que en el año 2020 desaparezca la antigua conexión a internet pero existen aún 16 provincias, incluida Ciudad Real, en que la alta velocidad aún no es mayoritaria,

El ADSL resiste como principal conexión frente a la fibra - Foto: Tomás Fernández de Moya

Las compañías tienen una fecha marcada en rojo en el calendario: el año 2020. En ese momento se espera que la fibra supere al ADSL y los vecinos de España se tendrán que ir despidiendo de una tecnología que les ha acompañado al crecimiento de internet en los hogares, gracias a la velocidad que trajo y los productos asociados. Los datos así lo corroboran año tras año, ya que la fibra crece exponencialmente desde 2013 mientras que el ADSL cae en la misma medida o más. De hecho, los precios actuales entre una tecnología y otra son similares a pesar de que la fibra duplica en velocidad, por lo general, al ADSL en la conexión de datos. Pese a la cercanía de la fecha límite existen aún 16 provincias en España en las que el ADSL sigue siendo mayoritario. Ciudad Real es una de ellas, ya que por cada diez conexiones, seis cuentan aún con ADSL mientras que las cuatro se realizan a través de la fibra y sus impulsos de luz. Los datos de referencia son del año 2017, el último que existe por provincias en la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), donde se refleja que en el plano nacional ya hay el doble de conexiones de fibra que de ADSL, como muestra de las diferentes velocidades en que se está produciendo el cambio a las nuevas tecnologías en los distintos territorios.
Para hacerse una idea del estado de Ciudad Real, en el año 2013 en la provincia de Ciudad Real existían 14.479 conexiones de fibra, mientras que había 94.940 de ADSL. En 2017, hay 48.989 conexiones de fibra y 75.319 de ADSL. La diferencia implica que la fibra ha triplicado su relevancia en la provincia de Ciudad Real, mientras que la línea de pares ha caído en 25 puntos. Hay que tener en cuenta que existen dos tipos de tecnología de fibra, FTTH y HFC que hacen referencia ambas a la oferta de fibra óptica disponible, aunque es la primera tecnología la que principalmente se emplea en la provincia de Ciudad Real. De hecho en 2013 solo había 118 conexiones de este tipo en la provincia, mientras que el 2017 son 33.473.
La diferencia entre el ADSL y la fibra óptica es el doble de velocidad de internet, ya que las primeras conexiones cuentan con hasta 20 megas como máximo mientras que las segundas se sitúan en el orden de los 50 megas para descargar documentos. Hay que tener en cuenta que la llegada de la fibra óptica implica el cierre de los nodos construidos con cable de cobre, cuyo coste es más elevado de mantenimiento. Todas las compañías cuentan con planes específicos para cerrar estas instalaciones y por ejemplo, Movistar tiene un plan para pasar de 6.600 a 2.300 centrales en toda España. En este sentido, hay que destacar que el despliegue del ADSL ha ocurrido a lo largo de años y, de hecho, en la provincia de Ciudad Real alcanzó su cenit en 2014 cuando se superaron las 100.000 conexiones, a pesar de que la fibra iniciaba ya su rápido crecimiento y se sabía que era el futuro de estas conexiones.


ADSL en españa. Actualmente en el mercado de la provincia de Ciudad Real hay 14,9 líneas de ADSL por cada 100 habitantes mientras que el 9,7 por ciento de la provincia cuenta con acceso de fibra óptica. En España la media de penetración de la fibra óptica se encuentra en el 20,2 por ciento de los hogares, más del doble, y el ADSL es del 10,9 por ciento. Ambos datos muestran que Ciudad Real se encuentra por debajo de la media en la contratación de conexiones de internet de alta velocidad en los hogares. De estas conexiones, de banda ancha, Movistar cuenta con el 38,6 por ciento del mercado, el porcentaje restante se reparte entre Orange, con un 33 por ciento; Vodafone, con un 20,1 por ciento: y el grupo Más Móvil, con un 4,1 por ciento, según los datos de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia.
En cuanto a la comparativa de Ciudad Real con el resto de provincias, Ciudad Real es la cuarta con menor penetración de las líneas de fibra. Teruel es donde el cambio es más lento de España, seguida de Huesca y Toledo, según las cifras de la CNMC. Segovia, Tarragona, Ávila, Lugo, Gerona, Zamora, Lérida, Cuenca, Jaén, Cáceres, Soria y Granada son las otras provincias donde el ADSL se resiste a desaparecer, mientras que Burgos es la última provincia en que la fibra ya se ha vuelto mayoritaria, al superar las conexiones por pares conectados. Madrid donde ocho de cada diez conexiones ya se hacen por fibra es donde mayor penetración hay de esta tecnología.