Fenavin prevé atraer a 4.000 compradores internacionales

I. Ballestero
-

La Feria Nacional del Vino aspira al medio millón de contactos comerciales en su cita del mes de mayo

Fenavin prevé atraer a 4.000 compradores internacionales - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La Feria Nacional del Vino afrontará en el mes de mayo (del 7 al 9) su décima edición, la que debe ser la consolidación definitiva de una cita que se ha convertido en una parada indispensable para el sector en su calendario anual de comercialización y ventas, y lo hará con unas cifras que elevarán un poco más el listón de una feria que ha empujado el negocio del vino en los últimos años. En los últimos días, la organización ha puesto el acento en la evolución de las cifras de ventas de vino al exterior desde la provincia de Ciudad Real, que han pasado de los 91,9 millones de euros en el ejercicio 2001, cuando Fenavin vio la luz, a los 355,9 millones de euros de la última edición, una cifra que cerrará al alza el año 2018 cuando el Ministerio confirme las cifras a finales de este mes, pese al intervalo entre una feria del vino y otra. El impacto de Fenavin en la exportación de bodegas y cooperativas es indudable, pero la feria que organiza la Diputación de Ciudad Real ha ido creciendo también al mismo ritmo al que lo hacía el impulso que ofrecía al sector. Para este año espera albergar entre 1.900 y 2.000 bodegas, y alcanzar por primera vez los 4.000 compradores internacionales. 
Fenavin ganará este año espacio expositivo pese a no poder contar con el pabellón ferial en su totalidad, ya que en los accesos y en el patio del mismo se están ejecutando las obras de reforma correspondientes a la primera fase de la ampliación de la infraestructura. La de este año será la Feria Nacional del Vino más grande en sus diez años de historia, con 33.346 metros cuadrados, y contará también con más espacio expositivo que el año pasado, 29.961 metros cuadrados. Ese espacio acogerá la edición más concurrida de la Fenavin, que ha cerrado el periodo de preinscripción con 2.224 bodegas y cooperativas con la voluntad firme de estar presentes en la cita, y que espera, una vez que se produzca el reparto de espacios conforme a las peticiones de los expositores, dar cobijo a entre 1.900 y 2.000 empresas del sector vinícola.
Nunca antes Fenavin había levantado tanta expectación, y el número de preinscripciones es el más elevado de sus diez años de historia. Lo será, también, el número de compradores internacionales presentes en la cita, ya que la organización estima en el entorno de los 4.000 el número de compradores interesados en los vinos que se expondrán en los estands y que tendrán su espacio particular en la Galería del Vino, en la primera planta del pabellón ferial. Esas cifras, por el momento previsión en el caso de los compradores internacionales, tienen además un listón que superar, ya que el crecimiento sostenido de la Feria Nacional del Vino en sus diez ediciones situó el listón de los contactos comerciales en 411.000, con la presencia de 3.822 compradores de hasta 90 países distintos. Este año, con 4.000 compradores, la tendencia puede apuntar hacia el medio millón de contactos comerciales en los tres días que dura la feria.
Más información en la edición impresa


Las más vistas