Afirman que trabajan por una Feria "saludable" sin botellón

P.M.
-

La concejala de Festejos y Tradiciones dice que no se puede eliminar en veinte días de gestión municipal una práctica enraizada desde hace 28 años

Afirman que trabajan por una Feria "saludable" sin botellón - Foto: PABLO LORENTE

Acabar con el botellón no parece tarea fácil a juzgar por el tiempo que lleva anclado en Ciudad Real como en otros muchos municipios de forma irremediable. Una moda que perdura en la capital desde hace más de 28 años, recordó ayer la concejala de Festejos y Tradiciones, Eva María Masías, tras ser preguntada por la prensa sobre si este año se va a restringir el botellón o se va a adoptar alguna medida especial durante los días de las fiestas patronales de agosto en honor de la Virgen del Prado.
La edil, que presentó la programación de las Feria y fiestas 2019  junto al concejal de Deportes y Juventud Antonio Gallego, aseguró que uno de los objetivos del nuevo    equipo municipal de Gobierno es erradicar la práctica del botellón  de forma paulatina porque no se puede hacer de un día para otro al estar muy enraizada.
La concejala de Festejos y Tradiciones remarcó que trabajan para conseguir que la Feria y fiestas de Ciudad Real sean «más saludables, participativas y sin botellón», una práctica que se viene haciendo desde 28 años y que no se puede eliminar de un plumazo, «en veinte días que llevamos de gobierno en la Concejalía de Festejos», ya que hay otras áreas implicadas y también por la seguridad que supone, puesto que «no contamos con los efectivos necesarios».
Abundando en ello, afirmó que es un asunto que «vamos a trabajar durante los próximos años, porque en un mes escaso no se puede atajar con la responsabilidad que se debe». Pero, aseveró, «las ferias y fiestas de años venideros van a ser más saludables, participativas y dentro de la normativa establecida». Reiteró que el objetivo del equipo de Gobierno municipal es trabajar por una feria de día muy dinámica y familiar.  
Aparte del poco tiempo de maniobra, la concejala de Festejos también esgrimió cuestiones de programación, a que los festejos estaban proyectados «desde hace meses» y a «los decretos que están redactados y firmados», apuntó en alusión a las ordenanzas de ruidos, medio ambiente, limpieza, consumo de alcohol ... De ahí que se requiera de un tiempo para acabar con la práctica del botellón.
De su lado, los hosteleros llevan tiempo pidiendo que se adopten medidas para erradicar el botellón por el daño que aseguran causa al sector, a  toda la sociedad y a la imagen de la ciudad. El presidente de la Asociación Provincial de Hostelería, José Crespo, aludía a este problema en una entrevista concedida a La Tribuna en la que aseguraba que están cansados de promesas. También recordaba que en otras ciudades vecinas se ha conseguido eliminar el botellón y ponía de ejemplo a Albacete, que durante dos días de la feria permitía el botellón y este año ya no se va a autorizar.
El nuevo equipo municipal de Gobierno ha expresado su voluntad de eliminar el botellón en la capital. De hecho, el Partido Socialista y Ciudadanos han llegado a un acuerdo en virtud del cual el Ayuntamiento se compromete a favorecer actividades que fomenten hábitos de vida saludables y de convivencia y con el fin de acabar paulatinamente con esta práctica, como reiteró ayer la concejala de Festejos y Tradiciones.