López-Arza da el salto a la biblioteca

M. Sierra
-

La obra escultórica de este ciudadrealeño de adopción se convierte en libro de estudio de la mano de la nueva Colección Arte

López-arza da el salto a la biblioteca - Foto: Tomás Fernández de Moya

Es imposible ver de una sola vez el Pozo de don Gil, la escultura que corona la fuente que se encuentra entre la plaza Cervantes de la capital y la plaza del Pilar. Y lo es porque su autor, José Antonio López-Arza, la concibió así, para obligar al que la mirara «a contemplarla en su totalidad, a rodearla», tal y como explica él mismo a La Tribuna, a los pies de su fuente que se levanta donde antaño estuvo el árbol de la suerte, justo a unos minutos de que se presente en la Biblioteca Pública del Estado un monográfico sobre su obra, con el que el Instituto de Estudios Manchegos inaugura su Colección Arte. 
Que López-Arza hable a los pies de esta escultura de este monográfico, que recoge «más de 300 piezas» suyas de «escultura, pintura y fotografía», no es una casualidad, sino una coincidencia premeditada que nace de que esta pieza es la elegida para ilustrar la portada de la obra escrita por Moisés Bazán y Víctor Manuel Rebollo, de la Universidad de Extremadura, de donde es originario el autor, que se reconoce también ciudadrealeño. 
Más información en la edición impresa


Las más vistas