El comedor de verano del ' Jesús Ruiz' llegará a 50 usuarios

Ana Pobes
-

El centro educativo, que acoge también la Escuela de Verano, es el único que ofrece este servicio en la época estival, con 50 alumnos, una cifra «similar» a otros años

Un comedor escolar de la provincia. - Foto: Tomás Fernández de Moya

La apertura de los comedores escolares en vacaciones fue uno de los compromisos que adquirió la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, a su llegada al Ayuntamiento en 2015. Compromiso que a día de hoy sigue manteniendo en esta legislatura. Fiel reflejo de ello es que el centro educativo Jesús Ruiz, que acoge también la escuela de verano de inglés, ofrecerá este servicio a unos 50 alumnos en la época estival, según los datos aportados por fuentes municipales a La Tribuna. Una cifra «muy similar» a la de otros años, según señalaron las mismas fuentes, quienes recordaron además que la localidad cuenta con ocho colegios públicos, de los que seis tienen comedor escolar todo el año, y tres son concertados.  
La oferta de comedor escolar también se ofrece a los padres en las vacaciones de Semana Santa y Navidad, en esta última festividad el servicio se ofrece en el colegio público Alces, el «único que no tiene actividades navideñas», y del que se suelen beneficiar una treintena de alumnos. Mientras en Semana Santa, «aunque existe la oferta no suele haber solicitudes», señalan desde el Ayuntamiento.  
La regidora alcazareña, Rosa Melchor, junto con el concejal de Educación, Mariano Cuartero, visitó al inicio de la época estival los usuarios de la escuela de verano, actividad, que al igual que el servicio de comedor, buscan conciliar la vida laboral y familiar. Durante su visita, declaró que este tipo de actividades dan una oportunidad de ocio y aprendizaje a los menores y al mismo tiempo se mejora la vida de los vecinos colaborando a la conciliación de la vida familiar de los madres y los padres».
Los ayuntamientos son quienes se encargan de la apertura, el cuidado y el mantenimiento de las instalaciones donde se presta el servicio complementario de comedor escolar, mientras que el Gobierno de Castilla-La Mancha cubre los gastos del menú.